lunes, 27 de diciembre de 2010

Una de piratas

En estos días he terminado un sorprendente libro, que ha llegado a mis manos por cortesía de Elena, y que he devorado con sumo placer.

El libro se titula "Piratas de todos los tiempos" (Editotial Sílex, 2009), y su autor es Víctor San Juan. Es un ensayo histórico donde hace un extenso y detenido recorrido de la historia de la piratería, desde la época de los fenicios hasta los corsarios de la Segunda Guerra Mundial y el expolio del "Odissey", recorriendo todo el Mediterráneo y los océanos Atlántico, Pacífico e Indico, y dedicándole atención especial a los s.XVII y XVIII, la época dorada de la piratería.



Cuando yo oigo la palabra "pirata", la asocio inmediatamente a R.L. Stevenson y su isla del tesoro. Asociamos a los piratas a las versiones románticas de las películas de Hollywood, a Burt Lancaster haciendo acrobacias entre los mástiles y las vergas, a personajes que aman salvajemente la libertad y cuya única ley es la del mar. Personajes románticos que arrancan tesoros a los malvados gobernadores y arrebatan los corazones de las damas de la nobleza.

Victor San Juan se encarga de derrumbar el mito, y traernos la verdad, de mostrarnos su inusitada violencia y el infortunio de sus víctimas. Os transcribo un párrafo del capítulo dedicado al pirata Francis Drake:

"Atravesado el Atlántico, una auténtica plaga sanguinaria se desató en Santo Domingo, y, después, en Cartagena de Indias. Estaban lejanos los tiempos en que Hawkins [otro pirata] comerciaba a cañonazos, extorsionando mediante secuestros.

Drake se presenta ante ciudades indefensas, las toma desembarcando o mediante amenazas, y luego procede al concienzudo saqueo mientras sus tripulaciones, de la más baja calaña, se entrega a todo tipo de barbaridades y violencias contra la población civil. Luego amenaza con destruir las casas si no se le paga un rescate, y, por último, tortura a los supervivientes del asalto para que entreguen hasta la última riqueza escondida. Se trata de una piratería oscura y siniestra, criminal, basada en el pagas o mueres, donde se utiliza la fuerza contra personas inocentes, el asesinato, la extorsión, la violación y la tortura. Ese es el verdadero rostro, el retrato de Dorian Grey con el que Francis Drake, responsable hasta del último crimen, ha de quedar inscrito en la Historia."


La pluma de San Juán es ágil y escalofriante. Pólvora y cañones, espadas y sangre salpican todas sus páginas, llenas de héroes y víctimas, y piratas, muchos piratas. El mundo naútico es un universo casi vírgen para mí; a veces los numerosos elementos naúticos entorpecen un poco la lectura, pero el libro se lee con delicia y escalofríos.

Al-Borani, Morgan, Drake, Cook, Le Vasseur... ¡tiemblo!

(PD: A continuación podéis encontrar una nueva reseña de "EL ESCLAVO DE LA AL-HAMRA", realizada en el Blog de Xavier Borrell Llegir en cas d'incendi (pincha aquí)

18 comentarios:

Francisco de Paula dijo...

Jajaja. He entrado en el blog pensando en la Ley Sinde y en la piratería digital... ¡y mira con lo que me encuentro! En estos tiempos la palabra "Pirata" me sugiere automáticamente una cosa distinta pero... ¡estos molan más! :D

PD: Viva la literatura más allá de la realidad, que nos permite verla y enfrentarla como Perseo usó su escudo para acabar con Medusa.

Lola Mariné dijo...

En mi vida hubo un momento piratas, como el de las pelis que mencionas, pero ya no me interesan mucho, aunque me lo pasé bien con Piratas del Caribe.
FEliz año.

Sergio G.Ros dijo...

Je,je... y es que la ficción endulza la realidad, ¿no? Bueno, Feliz Navidad!

Proyecto de Escritora dijo...

Ayy :D me encanta que el libro te haya gustado tanto. Me parece curioso porque yo no le veía el punto y va y a ti te encanta. Eso es que lo tenías que tener tú, era su destino ;)

Besos!!

Martikka dijo...

Paso rápido a saludar y a desearte feliz año (es que me voy de viaje)

¡¡Abrazos!!!

Armando Rodera dijo...

Yo también esperaba que hablaras de la ley Sinde y demás, pero ese es un debate peliagudo que mejor dejamos para otro momento, Blas.

Sólo quería felicitarte de nuevo por tu estupendo año y el éxito de tu novela. Y por supuesto que el 2011 sea mucho mejor que este.

Un abrazo y Feliz Año Nuevo!!

Rafael Ayerbe dijo...

Muy buenas Blas. Hace tiempo que no dejo constancia por aquí, pero he seguido con interés tu exitosa publicación. Y puedo decir exitosa, porque hoy uno de los Corte Ingles de Sevilla, he estado junto a uno de tus ejemplares. No me lo he llevado aún porque tengo una lista de pendientes, en la que está tu novela evidentemente. Tengo que decir que a la columna de tus libros la cubría un ejemplar de Las Legiones Malditas, que he retirado inmediatamente jeje, puesto que éste último tenía ya dos sitios bastante buenos de promoción y venta.

Saludos, y felices fiestas.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Francisco, no, es sobre SINDE. Los piratas literarios han pasado de moda, pero curiosamente los del Caribe y sus peliculas han sido de los más vistos estos años atrás.

Anécdota: existió un barco real, gallgo, que se llamó "La burla negra", corsario. De la Burla a la Perla hay un paso.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Todos hemos disfurtado en algún momento con las historias de corsarios, piratas y bucaneros.

Feliz Año, Lola.

Blas Malo Poyatos dijo...

Pues si, Sergio, la vida puede ser terrible, terrible.

Un abrazo, y feliz fin de año

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Elena, gracias a ti por él. Me ha encantado.

Un beso

Blas Malo Poyatos dijo...

¡Rauda y veloz, Marta!

¡Feliz 2011!

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, ha sido un muy buen año literario para mí, ¿continuará 2011 por su estela? Ya queda menos.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Rafael, gracias por tu confianza y espero que disfrutes con su lectura.

Posteguillo es mucho Posteguillo.

Un abrazo

mariona dijo...

Feliz año!
Que todos tus sueños se cumplan y todas tus ilusiones se hagan realidad!!!!

MiánRos dijo...

Feliz año nuevo, Blas. Chin chin.
Que el año que viene sea como mínimo como éste.

Un fuerte abrazo,
Mián Ros

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Mariona, ¡gracias!, lo mismo te deseo. ¡Feliz 2011!

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Mian, feliz 2011. Ese es mi deseo, que 2011 sea continuación del año que ya se ha ido.

Un abrazo