sábado, 8 de mayo de 2010

Inspiración en Madinat Garnata

Bueno, bueno, ya estamos en Mayo. Descuento con impaciencia los días en espera de nuevas noticas desde la editorial. Pronto me llegará el informe de estilo, con las correcciones finales antes de pasar a imprenta. ¡Estoy impaciente por sentir el tacto rugoso del papel, aspirar el olor ferruginoso de la tinta recién impresa, y deleitarme con su portada en rústica cartoné!

Creo que el Universo está conspirando un poquito a mi favor, por fin. La semana que viene se presenta en Granada una nueva revista en el panorama editorial, cuyo objetivo es la divulgación histórica; también contará con contenidos de actualidad. Se llamará GARNATA.



¿Os acordáis de la "Medieval Experience"? Resulta que un soldado de mi escuadra contactó con un grupo de recreacionistas que se ha ofrecido a amenizar la presentación con su atrezzo militar de diversas épocas. Son un grupo numeroso, e irán disfrazados como griegos, romanos, soldados medievales, arcabuceros de Flandes, gansters, en fin, de todo un poco. ¿Medievales? Sí, correcto. ¡Nosotros estaremos allí como normandos del s.XII! Así que en un mismo día compaginaré tres de mis aficiones: recreacionismo medieval, literatura y escritura de novela histórica, y si es posible conoceré a gente de la revista, y claro... les hablaré de mi novela. Hay que moverse, chicos.

Pero eso no es todo; hace cuatro días tuve un visión. Una inspiración de las musas. Ya sé de qué irá mi cuarta novela. Sé cómo comienza, sé quién estará; sé cuál será el final. ¡Con la tercera en marcha, tengo una gran impaciencia por comenzarla! Creo que intentaré alternarla. Y sé que será una gran historia. Como mi segundo libro, que de repente, por culpa de Asimov, ha regresado a mi mente exigiendo que le dé un último vistazo para tenerla lista para presentarla a la Agencia.

Además, por último, respecto a mi alienante vida laboral, tengo un Plan C en marcha; una oferta de trabajo a la que he ofrecido mi candidatura. Una oferta de esas que se dan una vez en la vida. Dentro de un par de semanas es posible que mi vida dé un vuelco de 180º.

¿Quién ha dicho miedo?

16 comentarios:

Martikka (Marta Abelló) dijo...

¿Miedo, quién dijo miedo? Yo sólo conozco la palabra adelante, siempre adelante.
Me alegro mucho por todo lo bueno que va apareciendo en tu vida, Blas.

Abrazos.

B. Miosi dijo...

Muchas noticias y todas buenas, debes tener el bioritmo a buen ritmo, ja, ja, no sabes cuánto me alegro, Blas, tienes una próxima publicación y un par de historias en mente. Pues anótalas de una vez y todas simultáneamente para que no se te olviden los detalles. Estás en una buena racha, amigo, lo del trabajo es maravilloso, especialmente en esta época.

Un abrazo y buen fin de semana!

Blanca

Lola Mariné dijo...

Veo que sigues superanimado, jeje.
¿De qué es ese trabajo? ¿De farero en una isla paradisíaca? No estaría mal ¿eh?

Sergio G.Ros dijo...

Joer, Blas, leer tus entradas es como chutarse una dosis de optimismo en vena, directa al cerebro!! Ja,ja.. Me alegra verte tan animado y siempre positivo. Así da gusto: con esa mentalidad llegarás lejos, amigo.
Un abrazo.

Roderico Pondivino dijo...

Bueno chaval, espero que te diviertas el sábado y que tengas suerte con el plan C. Por cierto, abro mi candidatura a suplir tu inminente deserción, por muy mal que pintes tu empleo de ahora. Y no olvides que la suerte del tuerto, el ciego la desea.

¿Cómo que de TU escuadra?... Es mñás diplomático, y lleva a menos malinterpretaciones decir "un compañero de escuadra", a menos, claro está, que pretendas insinuar otra cosa.

¡Cuatro!, jo,jo, como te salga bien lo del primero, el segundo se vende solo. Clava este segundo y el tercero se agota en imprenta y cuando publiques el cuarto busca tiempo para asistir a la premier de la película del EEDLA.

Armando Rodera dijo...

Así me gusta, Blas!! Ese optimismo que desbordas por los cuatro costados espero que empiece a ser contagioso, je, je.

Ah, y si ya tienes hasta un plan C, pues lo tienes todo encarrilado. Espero que vaya todo genial, ya nos contarás.

Un abrazo.

Alejandro Laurenza dijo...

Bien, Blas! A seguir buscando espacios!

¿Miedo? Se puede tener (me corrijo, se tiene, somos hombres, se tiene). La cuestión es saber usarlo: ponerse en movimiento a partir de él, superarlo, y no quedarse paralizado. :-)

Un abrazo,
Ale.

MiánRos dijo...

Vaya caña la tuya, Blas. Me has animado el día. Tus visiones son la leche. Normal, si andas con tapitas de jamón y todas esas buenas cositas, los sueños no pueden ser nada más que genuinos y propicios para que surja hasta una novela completa, ja ja.

Un abrazo, amigo. Feliz finde.
Mián Ros

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Marta, miedo no hay, sólo poco tiempo. Pero intento aprovecharlo.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca, ¡ojala pudiera tener tu ritmo de escritura! Intento exprimirme todolo que puedo, porque no quiero desaprovechar mi oportunidad, que sé que es muy especial

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Lola, el puesto es de investigador. Ganaría menos, pero a cambio viviría mejor. Ganaría en calidad de vida. Y eso no tiene precio (te recuerdo que me casé hace muy poco, y no llevo bien la distancia...)


Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio, hay que ser optimista, porque con tanta crisis,tanta crisis, si no, ¿qué nos quedaría?

Y ya son los lunes demasiado deprimentes de por sí...

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Roderico, a ver si me das noticias que mañana es el día D y aún no tenemos concretado nada de nada.

En cuanto al trabajo, si hay suerte... veremos. Es en Córdoba.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Alejandro. Conservo el opitmismo porque de vez en cuando la editorial me alegra el día con sus noticias, que sino... ¡serían semanas larguísimas!

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Armando, te digo lo mismo: nos queda el optimismo. Somos jóvenes, tenemos salud... la crisis también pasará.

La Crisis es tan grave porque no hay optimismo ni confianza en los demás... y eso puede arreglarse en nuestro entorno. Por eso intento que mis entradas sean positivas. Porque hay razones para ello, mientras haya vida y esperanzas

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola MianRos, me alegra que mi Blog cause ese efecto. ¡Es justo lo que quiero! Y las historias las tengo, pero me falta tiempo (por el momento)

Un abrazo