domingo, 30 de agosto de 2009

André Maurois, o el arte de escribir

"Usted desea aprender a escribir. Tiene razón. De nada sirve tener las ideas justas si uno no sabe expresarlas debidamente. Ni las palabras, ni la elocuencia misma, son suficientes, porque las palabras se desvanecen. Un escrito perdura."



Descubrí a este autor, André Maurois (1885-1967, su verdadero nombre era Emil Herzog) dentro de un pequeño librito sobre el método de trabajo de varios escritores, para mí muchos de ellos desconocidos. Os transcribo a continuación unas líneas de su libro "El arte de escribir", sobre el camino de la escritura:

"Reducid los preparativos al mínimo. Es decir, no os preguntéis por largas horas cómo comenzar, sino comenzad. La primera frase sugerirá la siguiente. Los pensamientos se desarrollarán uno tras otro. Si queréis una trama, no avanzaréis jamás. Si esperáis inspiración, esperáis en vano. La inspiración nace del trabajo."

Me quedo con la primera y última frase, pues con el trabajo llega la inspiración y aparecerán las líneas magistrales de la trama. Lo han dicho muchos escritores: ¿quieres ser escritor? Pues escribe. Es decir, que hay que trabajar en ello con dedicación e ilusión, si bien para eso ayuda llevar un método.

Pero en esta entrada quería hacer hincapié en un párrafo que me cautivó. Este mes de septiembre será muy importante para mí, tanto en el plano personal como en el laboral, y en el campo literario también. En el laboral estoy a la espectativa de una llamada que haga que se cumpla mi Plan B, que se une al plano personal, donde empieza una nueva etapa. Y en el literario estoy a expensas de las noticias de la Agencia sobre EEDLA.

Por todo ello, me siento en tensión y en expectativas de cambio desde todos los frentes. André Maurois escribió un libro, Un arte de vivir, donde exponía su pensamiento sobre el arte de pensar, de trabajar, de leer, de envejecer, de vivir y de morir, a la luz de su intensa experiencia vital y es un libro que tengo pendiente. Y el párrafo que me cautivó y me hizo reflexionar sobre mi situación actual y la que espero futura es el que sigue:

*El arte de trabajar*
Para Maurois, el arte de la vida consiste en concentrar la fuerza, ya que no se puede hacer todo a la vez. Y ofrece algunas indicaciones metodológicas:
1.-Componer primero las partes más fáciles.
2.-Dividir por etapas. El montañés que escala abre un hoyo en el hielo para apoyarse. Pero no mira hacia arriba, porque lo puede desanimar lo que falta, ni hacia abajo, para no ver el abismo.
3.-Sostener una disciplina de trabajo. Escribiendo sólo dos hojas por día (¡es mi caso!, pensé) se puede hacer mucho, como algunos escritores consagrados.
4.-Combatir los devoradores del tiempo que nos distraen: el que quiere hacer algo para el mundo no puede dejarse tomar por él.

Termino con un último párrafo sobre la lectura:

*El arte de leer*
Goethe decía que el trabajo del escritor consiste en estar en reposo, es decir, leer con serenidad. El arte de leer, por otro lado, es encontrar la vida en los libros. El autor de "Fausto" también aconsejaba definir primero lo que se va a escribir y luego buscar la soledad para la concentración."

14 comentarios:

Deusvolt dijo...

Jope, Blas, me ha encantado la entrada. Siempre me ha fascinado las reflexiones interiores de otros escritores. No es que exista ninguna fórmula secreta, ni nada de eso, pero pueden iluminarte un poco el camino. En el caso de Maurois -que no conocía- hay muchas cosas que reconozco en mí mismo. Y me alegra, claro. Muchos días he seguido un método de trabajo, y obligándome a escribir aunque fuera poco. Con los días, al leer lo escrito me sorprendía porque aunque pensaba que esos días no estaba inspirado, no era del todo cierto. Para escribir, hace falta eso, escribir. Así que estoy totalmente de acuerdo con esta entrada, y con el hecho de que la inspiración hay que trabajarla.
Te deseo lo mejor para que se cumplan tus expectativas: Tu plan B, tu éxito editorial y tu faceta personal. Aunque todo va unido, ¿no?
Un abrazo, genial la entrada.

Marta Abelló (martikka) dijo...

Magnífica entrada con el señor Maurois, gran pensador. Conocía sus consejos literarios pero no los del trabajo, que todos deberíamos aplicar.
Suerte con tu plan B, Blas!!

Lola Mariné dijo...

La verdad es que todo lo que dice Maurois me parece muy sensato, pero me quedo con este parrafo:

"Reducid los preparativos al mínimo. Es decir, no os preguntéis por largas horas cómo comenzar, sino comenzad. La primera frase sugerirá la siguiente. Los pensamientos se desarrollarán uno tras otro. Si queréis una trama, no avanzaréis jamás. Si esperáis inspiración, esperáis en vano. La inspiración nace del trabajo."

He comprobado que funciona. Me pongo a escribir sin pensarlo demasiado y todo viene rodado.
Saludos

Proyecto de Escritora dijo...

Muy interesante los consejos de este escritor. No sirve de nada tener ideas si no se sabe como expresarlas. Esa es la idea principal.
Sobre tus expectativas, me alegro de que tengas ilusión y verás como todo irá bien, ahora en septiembre comienza todo, y es loq ue tu dices sino siempre hay que tener un plan b por si las moscas.

uN BESO!!

B. Miosi dijo...

Noto optimismo en tu nota, Blas y me alegra mucho que las cosas estén saliendo bien. Maurois... no lo conocía, ¡hay tantos que no conozco! pero son muy acertadas sus palabras: Para ser escritor hay que escribir. Así de sencillo. Y es que Maurois tiene mucha razón cuando dice que de nada sirve tener las ideas justas si uno no sabe expresarlas debidamente, especialmente por escrito.

Un abrazo,
Blanca

Historia y Libros dijo...

Interesantes consejos, para escritores y lectores. Aunque no sé si son tan fáciles como parecen, sobre todo a la hora de escribir.

Alejandro Laurenza dijo...

Excelente entrada, Blas.

Como dicen, a escribir se aprende escribiendo.

Y es cierto también que a veces uno se sienta frente a la computadora sin saber cómo va a empezar su siguiente página, y luego todo fluye naturalmente.

Un saludo,
Alejandro.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio, ya estoy de vuelta. ¡Gracias! Aunque de momento no hay novedades. Más paciencia, que es la guerra...

Escribir, escribir... ¡ay! Entre semana al menos leo. No me gusta vivir en hotel. No,no.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Marta, gracias por pasarte. Sin novedades, aún. Pero con esperanzas de cambio, que es lo importante.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Lola. Es cierto... a veces cuesta horrores vencer la pereza y la inercia diaria. Pero una vez que uno coge la pluma, todo cambia.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Elena, ¡gracias! Todo va por ratos, optimismo, decaimiento, esperanza, frustración. Bueno, ilusión sí que tego, pero soy realista y puede que el Plan B no fructifique. Ya veremos.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca, ¡gracias por pasarte! Entre semana no tengo acceso a la Red aún, lo que es un fastidio. Pero sí, tengo optimismo. Escribir se hace escribiendo. Mi ilusión de los fines de semana es dedicar un rato a mi escritura. ¡Menos mal que aún tengo eso!

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Pilar, gracias por pasarte por aquí. Para leer y escribir hay que "mamarlo" desde pequeño, por decirlo de alguna forma, si no puede resultar dificir sacarle jugo a esta afición.

Y sobre los consejos de escribir, ¡hay tantos como escritores! Cada uno busca su estilo, sus truquillos y su método, supongo.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Alejandro, bienvenido de nuevo. Todo es ponerse, y dejar correr la imaginación. Pero para eso no vale decir tener estrés ni prisas, cosa difícil en esta vida moderna.

Un saludo