domingo, 31 de agosto de 2008

¡Arriba las manos, esto es un matraco!, le dijo al oficinista el panadero

Ayer estuve en Correos. El funcionario recibió mis sobres, pesó su contenido, dictaminó el coste del envío y me tocó pagar en acto de fe. Al salir yo ya estaba haciendo números de cuánto me iba a costar presentarme al premio.

Veamos. La novela pesaba 1,100 kilos y costó en envío normal 5 euros. Estos ejemplares estaban a doble cara, ocupando 200 hojas, más o menos. El coste de impresión fue 10 euros/copia.

Bien. Tengo que enviar 3 copìas a cara simple. A cara simple son más hojas (el doble) así que pronostico 12 euros/copia, con un peso de 2,200 kg/copia. Claro, ya no puede ir en un sobre normal donde sólo cabe uno, sino que tendrá que ir empaquetado, en una caja de cartón, pongamos que otros 0,200 kg. Hay que enviar 3 copias.

El incremento en Correos no es sólo proporcional al peso. Al ser una caja también cuenta el volumen. La caja con todo será: 3 copias x 2,200 kg/copia + 0,200 kg/embalaje = 6,800 kg de papel impreso a Times New Roman 12, a cara simple doble espacio. Los costes de envío lo voy a suponer en 7 euros/kg, entonces serán casi 49 euros.

Con lo cual, entre copia y envío, 84 euros de coste para participar en el premio. ¡Menuda ruina!

Algunos detalles a tener en cuenta:
-A cara simple saldrá un tocho de 400 pags, que es un infierno para encuadernar en espiral. Mejor con tornillería, aunque costará pasar las hojas. Es decir es incómodo de leer y encima costará 5x3 copias =15 euros más.
-La caja: sin demasiadas florituras, una de "Archivo definitivo" en folia con solapa, bien apretaditas las tres copias. Otro euro más. En total ya van 100 euros.
-El container. Sí, sí, habéis leído bien. Si reciben en la editorial, digamos, 400 novelas presentadas, pues entonces les llegarán 400 cajas de 6,200 kg, en total casi 2500 kg de letra impresa. Cuatrocientas cajas en "Archivo definitivo", que suponen (agarráos) ¿¿¿¡¡¡ 160.000 hojas escritas a cara simple !!!???
-Digamos que el lector del jurado le dedique 1 día por novela (leerla, comentar, subrayar, puntuar) : necesitaría 400 días, así que eso es imposible porque el plazo son 4 meses. Eso supondría litros y litros de café, y largas noche en vela (todas las noches y más aún.

Mucho me temo que gran parte del container irá directamente a la Planta de Reciclaje (en la que es posible que la editorial tenga participación y todo, fíjate qué cosas)

Así que tiempo y mis 100 euros frente a una escasa (escasísima) posibilidad de lectura dedicada y de victoria.

Por cierto que un matraco es lo mismo que un baturro, y es que el panadero es de Zaragoza. Arriba las manos que esto es un matraco.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. Lo de matraco me ha dejado patitiesa. Ya sabes, que quién quiere algo, algo le cuesta y ese es un precio que hay que pagar. Espero que te haga ilusión que haya leido tu blog.

Blanca

KC dijo...

Hola amigo,

yo dejé de participar en concursos porque, como bien dices, al final es una ruina...entre otras cosas.

Te deseo toda la suerte del Mundo!

Saludos.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Kc:

Barato no es, desde luego, y práctico creo que tampoco. Aunque claro, me pongo en el lugar del que tengo que leer los manuscritos: en papel eres libre de la tiranía del monitor.

Gracias por pasarte por aquí. Saludos

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca.

Pues claro, aunque me haría más que terminaras de leer la novela y me dijeras tu nueva impresión de ella

Un beso.

Miguel Angel Vaquer dijo...

Muy buenas. La verdad que me complace saber que no soy el único que ha realizado esos cálulos. Tal vez por eso a mi novela cada vez la miro más de reojo, la pobre.
Pero a fin de cuentas, como anuncias en tu blog, a Hemingway le negaron 27, y yo no tengo prisa en batir ese record. Ahora escribo teatro que ya sé de antemano que nadie publicara porque casí ningun Agente se preocupa de ello, pero al menos me permite mover mis contactos y representarlo en salas "alternativas" con grupos amateurs y que alcance el público que "de momento" es lo que me interesa.
Ya sabes, "no es facil llegar a hacerse rico". Pero leyendo un poco tu blog me pareces lo suficientemente despierto como para seguir intentándolo. Animo. Y no olvides disfrutar del camino.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Miguel Angel:

¡Al final echar números es indispensable! Y la economía obliga a seleccionar si enviamos a concursos a diestro o siniestro, o como es mi caso a centrarse en dos o tres específicos del género, en vez de los premios genéricos, aunque abunden más.

Hombre, rico, rico... estaría bien. Lo veo lejos. Pero no inalcanzable. ¿No lo han conseguido otros?

Un saludo, y gracias por pasarte por el blog