viernes, 5 de junio de 2015

La Era de los Autores 007/365

"Más del 90% de los jóvenes de los EE.UU. dicen que desean escribir un libro algún día" 
(Jane McGonigal)



Estamos a las puertas de una nueva era, la Era de la Autoría Universal. Donde todo el mundo está en disponibilidad de escribir y de dar a conocer lo que escribe, y además, difundirlo de forma global. Donde los lectores han dado una paso más, y se han convertido en creadores.
¿Elimina eso la noción de qué es un Escritor, como una identidad especial?
Porque, si cada uno de nosotros es un escritor, ¿qué hace que un escritor determinado sea especial?

Entoces, ¿será por eso que los escritores "conocidos" están asustados?
                  Si cualquiera puede ser un escritor y ninguno desea ser un lector, entonces, ¿quién                               nos leerá? ¿Quién nos pondrá en un pedestal, si todos los demás están
                  también  escribiendo? ¿Y eso no hará que los buenos libros (nuestros buenos libros)
                 queden sepultados por la mediocridad?

Ya no volveremos a la época en la que se consumía cultura de forma pasiva. Los escritores que deseen hacerse visibles o diferenciarse en el mercado:
-Tendrán que relacionarse activamente con sus lectores (e incluso antes, tendrán que averiguar quiénes son sus lectores, o dónde están)
-Deberán pensar más allá del libro para dar a conocer sus creaciones literarias.


(Extraído y traducido del Blog de Jane Friedman: http://janefriedman.com/2015/05/29/book-writing-dream/ )

Bitácora 007/365

2 comentarios:

crónicas de un e-writer dijo...

Se suele decir que dentro de cada lector se esconde un escritor. Yo no creo que sacar a ese escritor de su escondrijo sea perjudicial para los escritores profesionales. Es bueno que la gente escriba; es parte de nuestra educación, lo mismo que la lectura. Un buen escritor será también un buen lector, a mí me parece axiomático; aunque puede que no sea nunca un buen narrador.

Ahora bien, la mediocridad va a ser lo último en desaparecer de la faz del mundo, nos guste o no. Pero el talento es como el Fénix, que a la postre siempre renace de las cenizas que lo sepultan y vuela muy alto. No creo que se deba temer a la mediocridad. Yo veo que hay escritores que, como tú, publican con criterios de calidad, y eso es lo importante y lo que cuenta.

Nos sorprende, hoy, que haya muchos escritores; o dicho de otro modo, que muchos se lancen a escribir y se consideren escritores. Yo no lo veo como un problema: siempre ha habido habido aficionados a la pintura y nunca ha sido un perjuicio o preocupación para nadie.

A mí me parece que el peor enemigo del escritor profesional es la informática, en lo tocante a ventas.

Un abrazo.


Blas Malo Poyatos dijo...

Ah, yo tampoco lo pienso. Como lector, cuanto más donde elegir, mejor.
Los que estén más consagrados no deberían temerlo: la competencia es así. Y el jurado sigue estando formado por lectores.
La infórmatica es una fabulosa herramienta, el problema no es la herramienta, sino el uso de ella.
Una reflexión que me hago mucho últimamente: escribir un libro no es lo importante. Lo importante es disfrutar escribiendo. Si a ello le acompaña algo más, por ejemplo, una editorial interesada, pues fabuloso. Pero no hay que darle muchas más vueltas, que en este mundo todo es temporal, y al final la Dama Negra nos iguala a todos.

Un abrazo