martes, 9 de febrero de 2010

Libertad intelectual para Venezuela

Venezuela se asfixia. Uno de los países más ricos del mundo está devorándose por dentro, gracias a un cáncer llamado Hugo Chavéz, que pretende eliminar la libertad de pensamiento y cualquir atisbo de democracia moderna que no sea "bolivariana".

Esta entrada de hoy no es literaria. Esta entrada es una denuncia contra la sinrazón. No es mía; la copio aquí porque su autora corre el riesgo inminente de sufrir las consecuencias de su valentía, por atreverse a gritar a oscuras desde su Blog, que Venezuela se muere. Y que la revolución "bolivariana" es una involución hacia la corrupción absoluta.

Omito la autoría y el enlace del Blog, para proteger a la persona que ha escrito estas palabras tan valientes, y tan tristes.

*************

Es momento de hablar

Desde que decidí abrir el blog quise dedicarlo exclusivamente a tocar temas literarios, como la gran mayoría de blogeros hace. Hoy voy a hacer una excepción, pues creo que ha llegado el momento. Vivo en un país donde la libertad de expresión está en peligro y es probable que en poco tiempo no pueda seguir teniendo acceso a Internet ni a mantener mi blog.



El presidente, teniente coronel Hugo Chávez, no conforme con insultar al pueblo de Venezuela siete días a la semana en largas cadenas que abarcan todos los medios de comunicación audiovisuales, nos ha “prometido” que para solucionar el problema de la energía termoeléctrica, traerá al comandante Ramiro Valdez, un cubano a cargo de la represión en Cuba al estilo Stasi de la fenecida República Democrática Alemana o de la KGB de la hoy extinta República Soviética, responsable de que en esa isla sea casi imposible el acceso a Internet.

Novecientos mil millones de dólares, léase: US$ 900.000.000.000,oo provenientes del ingreso petrolero no fueron suficientes para que tengamos energía como en un país civilizado.

190.000 muertos por asesinato, cientos de miles de empleos perdidos, 170 industrias cerradas o “tomadas” por el gobierno, miles de hectáreas “recuperadas” de tierras fértiles que antes se dedicaban a la cría de ganado o a la agricultura y que hoy yacen mustias y cubiertas de barriadas. Y una población sin acceso a comprar divisas extranjeras, con una policía que reprime a los ciudadanos en lugar de protegerlos, es el resultado de once años de desgobierno, en el que el ciudadano presidente no sólo ha cambiado el nombre al país, sino que lo ha declarado socialista.



Claro, apoyado por La corte suprema de Justicia, El poder Electoral, La asamblea nacional y todos los militares, es muy fácil perpetuarse en el poder. Lo único que tiene que hacer es repartir dinero o permitir la corrupción, que hoy por hoy conforma una boliburguesía (de bolivarianos burgueses) que son los que se plegaron al gobierno y forman parte de uno de los grupos multimillonarios del mundo. Muchos de ellos tienen cuentas de dos mil o tres mil millones de dólares o euros. Si no es más.

Sí, señores, este gobierno ha regalado a los países que lo secundan ochenta y dos mil millones de dólares. Tal como lo leen, y ha permitido que sesenta y dos mil cubanos penetren las fuerzas armadas, controlen el ministerio de documentación personal, y sean los jefes. Luego Chávez llama apátridas a los estudiantes que se alzan en contra suya, porque en este país no existe una oposición política valiente, capaz y organizada.

Un señor que se rodea de seis escudos de guardaespaldas, y que a una orden suya cualquiera puede ser detenido, puede insultar, agredir, amenazar, decir palabras soeces a una ciudadanía inerme, porque con armas y guardaespaldas se puede ser muy valiente. Pero quiero ver al señor Chávez enfrentar a una simple ciudadana, que podría ser yo, que él se quite el uniforme, la gorra roja, que mande al cuartel a sus soldados y a sus focas de circo que aplauden hasta cuando respira, y que se ponga frente a mí, con una simple camisa de color neutro, sin tener ni un cortaplumas en el bolsillo, que quiero ver si es capaz de defenderse.



Sé que corro un gran riesgo al escribir esto, es probable que me vea amenazada como ha ocurrido con otras personas que se atrevieron a decir lo que piensan, pero creo que ya no es momento de callar. Soy una persona que se presenta con su nombre y apellido, y muy fácil de ubicar. Aquí me tienen. De todos modos, como trofeo, no soy una buena pieza de caza. Lo siento.

5 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Espero que a la autora no le pase nada. Ha sido muy valiente al decir eso públicamente.

Chávez es un cáncer demasiado peligroso y bien anclado. Ojalá termine esa pesadilla pronto :(

Besos!!

G.L.L dijo...

Esperemos que la autora este bien y sea reconocida como la guerra valiente e inteligente que es.
Gran aporte esto. Gracias por subirlo y, por cierto, me puedo hacer eco de ello??.

A mi modo de ver, entre más personas se sumen a esto, mejor será.

Un saludo.

G.L.L dijo...

Era guerrera* mi error. Lo siento S:

Lola Mariné dijo...

Lo leí en el blog de Blanca.
Es muy valiente atreviendose a publicar algo así, pero como le dije a ella, alguien tiene que levantar la voz ante los dictadores, sean del color que sean.
Saludos.

Armando Rodera dijo...

Yo también lo había leído, Blas, pero es muy loable por tu parte hacerte eco también en tu blog.

Esperemos que esto no acarree ninguna consecuencia para nuestra amiga. Desde luego ha sido muy valiente por dar la cara de esa manera, y sólo de esa forma se consigue acabar con las injusticias en el mundo.

Por cierto, felicidades por las buenas noticias de la agencia. Esperamos la confirmación en breve.

Saludos.