sábado, 11 de abril de 2009

Castillo de Almodovar del Río (Córdoba)

Por fin. Después de varios aplazamientos, varios amigos hemos realizado esta Semana Santa una excursión de retorno a la Edad Media. Una época donde las comodidades sólo estaban al alcance de los poderosos...



A 20 km. de Córdoba capital en dirección Écija, se encuentra el Castillo de Almodovar del Río. Situado estratégicamente en lo alto de cerro, controlando la navegación del río Guadalquivir y el paso del camino hacia Sevilla, su origen está datado en el siglo I, como punto defensivo del pueblo íbero. El entorno posee unas vistas excelentes de la campiña cordobesa, con amplias extensiones llenas de trigo verde y tierras en labranza. El río bajaba caudaloso. Las nubes se abrían y cerraban, al capricho de la primavera.

Prácticamente en ruinas, fue restaurado y reconstruido por el Conde de Villalba en 1919, respetando la fisonomía original a partir de los estudios de arqueólogos y arquitectos. Y es que no reparó en gastos; el presupuesto total de la actuación fue de 1.300.000 pesetas de entonces, la mitad del cual se gastó en peonadas. Un tercio se invirtió en piedra y mampostería. Por último, se hizo una residencia propia estilo neogótico en la parte sur de la plaza de armas. Y aún sigue habitado en la actualidad.



Está lleno de detalles curiosos. Mazmorras, celdas de castigo, cepos para los prisioneros (incómodos, la verdad... sí, los he probado), la armería, una propia capilla... Incluso en la taberna del castillo puedes probar el menú medieval con un bufón que proporciona entretenimiento (lo único medieval del menú es que se come con las manos. Había presencia de tomates y pimientos ¡Qué herejía!). Al bufón yo le habría cortado la cabeza.

Cuando mi cuñado Fran me de las fotos podréis apreciar algunos detalles magníficos de nuestra visita, como la historia de la Bella Enamorada, los Girasoles Diabólicos, o la celda del Ilustre Invitado.

Las vistas son espectaculares. Obviando algunas "anomalías cronológicas" nosotros lo pasamos muy entretenidos. Existe una sala con fotos de época, antes y después de la restauración. Lamentablemente ese "antes" se da en demasiados sitios de nuestra piel de toro. Sin ir muy lejos, cerca de Jaén, el castillo de Otiñar, sobre un desfiladero espectacular, o el castillo de Píñar, en Granada. Despojos infravalorados que no sobrevivirán mucho más a su abandono secular.

Imagináos que todos los castillos del país fueran restaurados como en Almodóvar del Río. Seríamos el país con más castillos de Europa. Si al Conde de Villalba no le da el capricho, seguro que el Estado no hubiera gastado ni un real en él. ¡Nuestro pasado es la base de nuestro futuro!

8 comentarios:

Josep Martin Brown dijo...

Muy buena la sugerencia de restaurar castilos...

Sería un excelente incentivo para fomentar el turismo de interior.

Por cierto, muy entretenido tu blog

Felicidades.

Martikka dijo...

Sólo la vista que has puesto ya es espectacular. Lo cierto es que en España tenemos muchos castillos y merecería la pena rehabilitarlos todos para devolverles su esplendor. Yo tengo pendiente una visita al castillo de Butrón en Vizcaya. Si buscas su imagen, verás que parece un castillo de cuento.
Éste de Almodóvar, me lo apunto para algún día que viaje a Córdoba (aunque lástima de los anacronismos).

Saludos.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Josep, bienvenido a este humilde castillo. EL problema es que la cultura no se ve como una aportación sino como un gasto, asi que el Estado ni invierte en Patrimonio ni deja que un particular actúe sobre ellos, porque "las ruinas" son suyas.

Dinero sí hay, pero para lo que conviene a los politicos. Restaurando castillo:
-Se preserva el patrimono histórico
-Se daría trabajo en los pueblos
-Se atraería turismo de interior.

Pero por la razón que sea, no interesa.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola, Martikka. El castillo de Butrón me pilla algo retirado, pero nunca se sabe. Lo dicho, somos uno de los países con más patrimonio histórico, y parece que despreciáramos el pasado.

Un saludo

Proyecto de Escritora dijo...

me encanta visitar castillos! y este es precioso!!, a ver si puedo ir algún día!!
Gracias por enseñárnoslo y mil gracias también por felicitarme!!
Besos!!

Blas Malo Poyatos dijo...

De nada, Elena, y gracias por pasarte. Es un castillo precioso, que parece más propio del norte que de Andalucía. Ahora estaba en verde primavera, supongo que con el solano veraniego será un pequeño infierno visitarlo.

En breve realizaremos otra excursión, con recreación incluida.

Un saludo

B. Miosi dijo...

¡Ah! ¡Qué precioso castillo! que magníficos paisajes tienen es España y cuánta historia, tienes razón, algo debería hacer el gobierno para fomentar el turismo medieval, tal vez los escritores etén contribuyendo a crear esta nueva necesidad, pues la novela de corte histórico se está leyendo mucho.
Muy buena la foto, impresionante.

Saludos,
Blanca

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca, Si todos los que escribimos novela histórica realmente conseguimos que se tome conciencia de nuestro pasado, será un logro asombroso.

Y ese interés por lo medieval puede ser un paso.

Un saludo