viernes, 14 de noviembre de 2008

¿Quién dijo crisis?


Lo inesperado de la vida a veces nos trae sorpresas agradables. Hacía bastante tiempo que no me acercaba a pasear por el centro de mi ciudad. Y mira por donde, me encuentro con una porción de Paraíso.

Al menos, tal y como en parte puedo concebir el Paraíso. Rodeado de libros. Hay una feria de libros, libros viejos, libros usados, de segunda (o tercera o más aún) mano. Los hay grandes y pequeños, ediciones incluso de pocos años atrás, libros en color, en cartoné, en cuero. Por haber incluso hay manuscritos del s.XV, con muchos curiosos pero pocos compradores.

Hay de todo. Me llama muchisímo la atención un aspecto. Hay miles de libros, miles y miles que no conozco ni autor ni título. Algunos incluso con fecha de impresión de uno o dos años atrás. Tan jóvenes y sin embargo ya tan viejos. ¿Cómo puede ser "viejo" un libro que sólo tiene dos años de vida?¿Cómo puede ser que sea tratado como libro "viejo" o libro de saldo?

Con el esfuerzo que supone escribir y más aún conseguir que te publiquen al principio me pregunté qué sentirá un autor que vea su libro en una feria de saldo. ¿Tristeza?¿Escarnio? Bueno, podía ser peor. Sigue siendo un escaparate para una obra propia. Pero si es de saldo... como si fuera algo desechable.

Eso lo pensé al principio, hasta que vi tomos sueltos de una colección de literatura clásica que hace años leí y me hizo recordar un tomo en concreto que me encantó, en su traducción: la "Iliada" de Homero. Así que busqué stand por stand esperanzado de encontrarlo, aunque fuera de saldo.

¿De saldo? Recapacité. Porque no encontré la traducción que esperaba pero sí una edición de la "Odisea" de Homero encuadernado en piel y paginas amarillentas por tres euros y medio. Es decir que por tres cafés tengo en mi poder un libro que tenía pendiente por leer, para siempre. Y eso sí que justifica un hecho importante: los libros están al alcance de todos. La crisis no es excusa. El precio no es un condicionante. Busca y espera; pronto las novedades editoriales serán "de saldo".

Pensándolo bien, con la "Odisea" ya bajo el brazo, no me importaría para nada en absoluto si mis libros acabaran en una tenderete de saldo y al igual que Homero ¡siguieran vendiéndose 2500 años después de haber sido escritos! Ahí es nada.

15 comentarios:

Martikka dijo...

Homero tuvo mucha suerte...no tanta como tantos libros que en un año ya son viejos. El caso es que no cesan de entrar de novedades y no hay sitio material para ponerlas todas, pero se intenta, y entonces los 'antiguos' se devuelven. De ahí también la dificultad de encontrar algunos libros de más de 2 años.
Es la industria, que está montada así.
¡Un saludo!

Proyecto de Escritora dijo...

Si son libros de saldo quiere decir que previamente te lo han publicado, que existe or el mundo y que alguien ya lo ha comprado, así a mi tampoco me importaría encontrarme los míos por ahí.

Un beso y disfruta la lectura!

Blas Malo Poyatos dijo...

Es por eso que siempre me paso por las ferias del libro. Voy en busca de algún tesoro. Y siempre encuentro algo.

La verdad es que me llevaría muchísimos, y aunque estén de saldo eso sería un capital. Tampoco tengo tanto sitio en casa. ¡Bendita biblioteca pública!

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Lo de saldo es interesante. Mi hermano compró una vez de saldo una novela por Amazon.com que ya no encontraba en España. ¡Y le llegó un ejemplar de la edición española que buscaba, desde Estados Unidos a un precio de risa!

Es decir, que incluso los libros "viejos" de saldo cruzan los continentes. Creo haber leído que al final los libros llamados "de saldo" se venden al kilo y acaban en grandes contenedores ¡para hacer de ellos virutas de embalaje!

A lo mejor dentro de 200 años alguien en Grecia puede encontrarse una tira de mi novela envuelto en su ultra-MP10 procedente de la India. Algo es algo.

Un saludo

Martikka dijo...

Yo conocí a un chico que trabajaba en Planeta y me contaba que tenían almacenes llenos de libros por destruir. No los envian al tercer mundo por los costes.
Y en cuanto a encontrar tesoros, yo últimamente los encuentro por internet, pues de tanto en tanto busco novelas que perdí (dejé y perdí, que es lo mismo) y las encuentro casi en el mismo estado que las tenía, pues muchas eran libros de mi padre, o sea de ediciones antiguas tipo años 50 o así. Me encanta cuando llega el paquete y veo esas tapas antiguas con ese diseño particular de antes y esas hojas amarillentas.

¡Saludos!

Blas Malo Poyatos dijo...

¡Agg! Quemar una montaña de libros ¡¡es un sacrilegio!!

Ya podían hacer un "día de puertas abiertas", que todo el mundo pudiera llevarse digamos 5 libros máximo, y se registrara a las personas en una lista para que no pudieran repetir. Ya verían como se ahorraban el alquiler del almacén.

Así que Planeta, si alguien me lee, que lo considere.Lo que se ahorrarían en dinero y lo que ganarían en publicidad.

Un saludo

B. Miosi dijo...

Hola Blas, me ha encantado lo que he encontrado en tu blog: las entradas, las fotos, los enlaces, te felicito. Y de lo que dices acerca de las ventas de libros usados y de remate: Los mejores libros que tengo los he conseguido en sitios así. Algunos de ellos invaluables, como Tratado de Pintura, de Leonardo Da Vinci, las biografías de grandes personajes, El enigma sagrado, y un sinfín de obras que las librerías normalmente no tienen en sus catálogos y si las tienen, cuestan un ojo de la cara. A mí también me encantaría que uno de mis libros apareciera algún día por allí. Significaría que ya muchos los han leído y estarán a la espera de un verdadero amante de los libros que sí los cuidará y leerá con emoción.
Te felicito por tu blog, vendré de visita más seguido.

Blanca

Blas Malo Poyatos dijo...

Los libros descatalogados o de saldo siempre tienen ese algo de sorpresa inesperada, o de reencuentro con alguna vieja edición que tanto disfrutaste.

Gracias por los elogios por esta sencilla página. No tengo todo el tiempo que desearía pero poquito a poquito se llega lejos.

Un saludo, Blanca

Teo Palacios dijo...

Que razón llevas, Blas, no sabemos nunca dónde vamos a encontrar un tesoro.

Y si puedes visitar una feria del libro de saldo, seguro que encuenras cosas maravillosas. Lástima que no tenga ninguna al alcance de la mano...

Blas Malo Poyatos dijo...

El tesoro yo ya lo encontré, Teo, y tiene nombre de mujer. Por cierto que tendré que hacer una entrada sobre Stevenson.

Un saludo

Charlie dijo...

Creo qu edarse por vencido es u8 error quee cometemos mucho yo con mi problema no me di por vencido y encontre IGeneric Viagra Online y lo resolvi aunque no cai 27 veces como Hemingway si tuve un gran premio como el.

Generic Viagra Pills dijo...

Es muy alentador conocer este tipo de informacion ya que existen personas que se dan por vencidos muy facilmente.

Buy Viagra Prescription dijo...

La unica crisis que conozco es la que economica que tenemos en este momento.

Generic Viagra dijo...

Gracias por este sitio es una gran forma de decirnos que no no0s demos por vencidos como Hemingway

Pharmacy Prescription Online dijo...

Gracias por esta informacion no sabia por lo que habia pasado Heminway esto nos enseña a luchar por lo que queremos.