domingo, 10 de julio de 2011

Batalla de la Navas de Tolosa

El próximo sábado 16 de julio se celebrará en el pueblo de Santa Elena (Jaén), la recreación de la batalla de las Navas de Tolosa, que tuvo lugar el 16 de Julio de 1212, al pie del paso del desfiladero de Despeñaperros.

Transcribo una descripción de la Batalla, tomada de NAVARRA CONFIDENCIAL



Es el año 1212. Hace cinco siglos que las tropas musulmanas han entrado en España y ocupado buena parte de la península. La lucha es cruel y sin tregua. La alianza de civilizaciones ha fracasado. Al Mansur, el victorioso de Alá, sólo en su vida llevó a cabo 56 aceifas contra las zonas cristianas. Tras ellas, llevaba a Córdoba gran número de mujeres y niños cautivos para ser vendidos como esclavos. La España cristiana, heredera del reino visigótico, sabe que no habrá paz mientras tenga frontera con el Islam y que sólo hay una disyuntiva: Islam (sumisión) o Reconquista.


La Cruzada.

El Papa Inocencio III, a petición del rey de Castilla, Alfonso VIII, convoca una cruzada contra los almohades musulmanes que dominaban Al-Andalus. Cuatro eran los reinos posteriormente españoles de la época: León, Castilla, Aragón y Navarra. De estos cuatro reinos, sólo León desoye el llamamiento a la cruzada. Numerosos cruzados venidos del norte de los Pirineos se unen a la expedición que se dirige a la guerra. Sin embargo, esos cruzados acabarán abandonando antes de trabar combate con el enemigo. Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII “El Fuerte” de Navarra toman la espada, abandonan sus tierras y encabezan personalmente el mando de sus tropas.

La batalla.

Cuando los dos ejércitos se encuentran frente a frente, es el ejército cristiano quien pasa a la ofensiva. Cuenta con unos 70.000 hombres frente a los más de 100.000 del Califa Al-Nasir, el “Comendador de los Creyentes”, el Miramamolín.




Las tropas castellanas encabezan el ataque frontal. Los cristianos combaten cuesta arriba y tras una larga carrera. En el flanco izquierdo combaten las tropas aragonesas. En el flaco derecho, el temible Sancho el Fuerte, con sus más de 2,30 metros de estatura, encabeza las tropas navarras.

Cuando los dos mundos chocan sus aceros, el empuje favorece a las tropas cristianas. Sin embargo, esta ventaja inicial había sido prevista por la hueste musulmana. En su avance combatiendo contra la infantería ligera marroquí, la formación cristiana empieza a desorganizarse. Es entonces cuando Al-Nasir hace cargar al grueso de su ejército. Los cristianos, desordenados, ceden al empuje. Algunos empiezan a titubear y a retirarse. La suerte parece echada. Al-Nasir no se reserva y lanza a la carga a sus tropas de élite, la caballería africana y los temibles arqueros a caballo turcos, que comienzan a envolver a los crisitianos. Viendo la situación desesperada, Alfonso VIII ordena cargar a sus tropas de reserva. Inesperadamente, éstas empiezan a abrirse camino. Al-Nasir, vestido con prendas del color verde del Islam, observa el devenir de la batalla ante su tienda de color rojo. Alrededor de ella, defendiéndola, espera la Guardia Negra, compuesta por hombres que se encadenan al suelo para no poder retroceder ante el enemigo. Sancho el Fuerte con sus tropas, rodeando a los musulmanes desde el flanco, consigue abrirse camino como un huracán hasta caer sobre la guardia encadenada del Miramamolín. Sus últimos leales le prestan un caballo para que huya a refugiarse tras los muros de Jaén.

Es el fin de la pujanza de Al-Andalus. Diversas circunstancias, incluida la peste, retrasarán la Reconquista todavía casi tres siglos. A partir de las Navas de Tolosa, sin embargo, la media luna siempre será menguante.




El grupo recreacionista BATTLEHONOURS ha organizado el evento con el apoyo de los ayuntamientos locales, se creará un campamento cristiano y otro musulmán, con el palenque del emir. Habrá peones, lanceros, arqueros y caballeros. Sí, se contará con caballería. En el evento participan otros grupos recreacionistas, que harán de ejércitos cristianos. Los BATTLEHONOURS, yo entre ellos, participaremos dentro de las filas almohades. Será una jornada de inmersión total en la Edad Media.

Se recreará la batalla el sábado 16 y el domingo 17. El domingo se hará la toma cristiana del palenque del Emir de los Creyentes. Podéis tener más información del evento aquí.

Por eso esta semana, he dedicado el fin de semana a preparar mi equipamenta. Con el evento en marcha, el próximo fin de semana no habrá entrada en el Blog. Estaremos muy atareados, intentando contener la caballería del rey Sancho. ¡Grandes riquezas aguardan a quien se apodere de la tienda del emir!

8 comentarios:

Pat Casalà dijo...

¡Qué vaya muy bien la recreación!!!! Ya nos contarás cómo ha ido y todas las anécdotas del día.
¡Saludos!

Armando Rodera dijo...

Espero que vaya todo genial allí, Blas!! La verdad es que tiene una pinta fabulosa, seguro que os lo pasais bomba.

La batalla de Las Navas de Tolosa es un nombre y una fecha (1212) que siempre se quedó grabada en mi memoria después de haberla estudiado de pequeño (y eso que soy de ciencias). Tuvo que ser inenarrable y ahora tú lo puedes vivir en primera persona.

Ya nos contarás la experiencia. Un saludo.

Sergio G.Ros dijo...

Que vaya muy bien, Blas. Seguro que te lo pasas genial. Un abrazo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Pat, todo fue bien, he aprendido mucho. Me ayudará a ver la Edad Media desde una perspectiva más personal.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, ha sido una recreacion bastante buena. Esperemos ser más el próximo año.

¡Prometo fotos!

Un salduo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio, lo mismo te digo. Ya he leído que estás en reflexión. Me acordé de tí el otro día, pensando qué sucedería de tu vida.

Un abrazo

Paco Domingo dijo...

Siempre que leo sobre esta batalla, se me ponen los pelos de punta. Impresionante fue el despliegue de fuerzas cristianas y musulmanas e impresionante también la resolución e impacto sobre lo que sería nuestro futuro

La batalla de las navas de Tolosa

Blas Malo Poyatos dijo...

Es cierto, Paco, y sin embargo, como tantos otros grandes eventos de nuestra historia patria, está olvidado. Pregúntales a los de 18 años, a ver qué saben de la misma...

Un saludo