jueves, 12 de noviembre de 2009

Los consejos de Jacy Burton

Los consejos son como las lentejas......unos las comen y otros las dejan.

Me gusta curiosear por la Red, por las páginas de las editoriales de nuestro país para ver cómo marcha el panorama, hojear novedades e intuir posibles tendencias. En la Web de Ediciones Pàmies hay una sección sobre los autores de su catálogo. La verdad, no he podido resistirme a cotillear en sus biografías. ¡Qué inmensa variedad de vidas y vivencias!

Una de sus autoras me llamó poderosamente la atención: Jaci Burton. Sí, una absoluta desconocida para mí. Burton, un día, cansada de la vida que llevaba (exitosa, con un buen sueldo y prestigio, esas tres cosas que tanto nos dicen que importan), lo dejó todo y se decidió: quería ser escritora. Lo deseaba desde pequeña, pero nunca se había visto a sí misma como una persona que viviera de la literatura. Eso ocurrió en 2002. Desde entonces su éxito ha sido fulminante, en el ámbito de la novela romántica en USA.



En su Página Oficial, aquí, nos cuenta cómo su vida es normal, tan normal como todos sus vecinos... sólo que ella escribe, y vive de su escritura. A la pregunta "¿De dónde te vienen las ideas para tus libros?", ella contesta: "De todas partes, y en cualquier momento. Puede inspirarme el personaje de una serie de televisión, o un titular de los periódicos, o la inspiración surge de pronto. El juego de "y qué pasaría si..." es muy bueno para conseguir ideas, que puedan desarrollarse en un relato o en una novela"

En su Blog, Burton cuenta cómo una vez fue parte de un jurado literario. Después de ver la inmensa cantidad de manuscritos de noveles, nos regala a los novatos una serie de observaciones muy interesantes.

ERRORES QUE LOS NOVELES COMETEN CON FRECUENCIA:

1.-El más importante: la falta de ritmo. No aburras a tus lectores con largas descripciones, llenas de datos apenas comiencen el libro. Los lectores no necesitan leer la biografía completa de los personajes justo en el prólogo o en el primer capítulo. No los trates como a estúpidos. Ellos dirían: "No es necesario saberlo todo al dedillo en el primer capítulo, todos y cada uno de los detalles, podremos intuir lo que necesitamos si vas dejando pequeñas pistas a lo largo del libro. Somos listos, y honestamente, si nos dejas pequeñas pistas de forma adecuada conseguirás intrigarnos y nos harás desear leer más."
Si lo muestras todo en el primer capítulo, la intriga y curiosidad se perderá. Es como decir en grandes letras rojas: NO NECESITAS LEER MÁS-YA LO SABES TODO.




2.- Otro gran error: las descripciones interminables... desde que el personaje va andando por la calle como si tuviera GPS, hasta llegar a una relación exhaustiva del mobiliario de su casa, antes de que diga ni una palabra (Bostezo).
¿La verdad? "Nada de eso nos interesa. Danos una idea general del lugar y de la época y al infierno con todo lo demás. No nos interesa saber las alfombras que tiene en el salón, ni si sus sillas son del estilo de la Reina Ana. No nos interesa lo bien que te has documentado sobre cultura/clima/sociedad/ciudad/país del lugar donde se ambienta la historia, ¡nos interesa la historia!. Da una idea general y abandona el resto. Si quisiéramos leer Historia no nos compraríamos una obra de ficción. Si es necesario para el argumento, entonces da datos poco a poco, y deben ser importantes (no los des porque sí; ¡como la basura, eso se huele!"

3.-Las faltas de ortografía y puntuación. Si vas a participar en un concurso, asegúrate de dominar la gramática básica, las oraciones, las frases, y cómo construir diálogos con sus guiones y todo. Si no sabes eso, no estás preparado.



4.-Caracterización. Una historia no es nada sin sus personajes. Los personajes tienen que cobrar vida con las palabras. Si los tienes hablando sin decir nada relevante o sin hacer nada interesante significa que has fracasado. Si después de los tres primeros capítulos no sabemos quiénes son, o peor, no nos importa, entonces tienes un problema como escritor. Los personajes planos y sin vida no atraen a los lectores y no animan a seguir leyendo. Créalos en 3D, dales un pasado, unas metas y haz que interactúen entre sí. Hazlos reales, con problemas reales, y que sus diálogos reflejen la realidad. Siempre deben estar vivos, y en cada escena deben mostrar tensión, secretos, deseos o necesidades, algo que los una al lector y que haga que desee que tengan éxito en sus objetivos. Si no, leer sobre ellos será tan aburrido como observar una pared pintada y seca. Y eso lo odio.

(Traducido libremente por mí. Todos los derechos son propiedad de su autora. La entrada original la podéis encontrar en: A little advice...)

18 comentarios:

Carlos dijo...

Muy buenos consejos para empezar a escribir y hacerlo adecuadamente.
Yo tengo mi propia editorial y a veces se hace muy trabajoso leerse más de treinta manuscritos todos los meses y sólo publicar uno o ninguno, por los mismos fallos que comentas en tu blog.
Saludos.

Deusvolt dijo...

Hola, Blas. Me alegra leerte de nuevo. Como siempre, es un placer.
Pues yo confieso haber caído en muchos de esos errores. Así que por propia experiencia digo que los que has puesto son unos buenísimos consejos para todo aquel que quiera contar una historia.
Un abrazo, amigo.

Marta Abelló (martikka) dijo...

Buenos consejos, gracias por compartirlos. Lo cierto es que el dar vida a un personaje parece fácil pero no lo es. El detalle es lo más importante para hacerlo, pero el detalle no puede convertirse en un abultado párrafo lleno de descripciones que puede que nos interesen a nosotros pero no al lector.

¡Saludos!

naTTs R dijo...

El error más interesante es el primero. Des de luego, racionar los niveles de intriga resulta complicado. Tienes que pensar en lo que el personaje necesita saber, en lo que tú sabes y él no... y al final te haces un lío y hablas más de la cuenta, con el consecuente aburrimiento para el lector.

Muy interesante.

Lola Mariné dijo...

Clara y concisa, la tal Jacy. Unos consejos muy útiles que vale la pena tener en cuenta.
Saludos.

Armando Rodera dijo...

Me uno a los comentarios de los compañeros, Blas. Unos consejos inestimables y que no siempre tenemos en cuenta. No conocía a esta escritora, pero parece tener las cosas muy claras.

Saludos.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Carlos, gracias por pasarte. Son consejos excelentes, y viene mal recordarlos de vez en cuando.

(PD: si te interesara la novela histórica como editor, ya sabes a qué me dedico. Hay que promocionarse, ¿no?)

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio. ¡No eres el único que ha tropezado varias veces con la misma piedra! Así que ánimo y no te desanimes.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Marta. Es cierto, hay que tener cuidado para que cada personaje sea diferente, y no parezcan todos meros clones.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Natts R, ¡gracias por pasarte! Racionar información es muy dificil, porque el autor lo sabe todo. Por eso es bueno descansar la novela unos meses antes de corregirla.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Lola. Siempre es bueno conocer cómo se desenvuelven otros escritores, y esta Jacy, la verdad, me ha caido en gracia.

Es la Corín Tellado de USA.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, gracias por pasarte. Son consejos que no hay que olvidar, y yo lo hago a veces, cunado me encierro en mi escritura. ¡Hay que recordarlos!

Un saludo

B. Miosi dijo...

Interesante entrada, Blas. No conocía a Jacy Burton, pero parece que escribe bien y tiene las cosas claras. Los consejos me parecieron muy prácticos, muchas gracias por traerla, Blas.

besos!

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola, Blanca. La verdad, he leido algunas entradas de su blog, y me gusta su estilo ameno y simpático. Incluso incluye recetas de cocina que tienen buena pinta.

Vamos, una persona normal. Podría ser un vecino cercano. nada que ver con una escritora de éxito endiosada.

Un saludo

Historia y Libros dijo...

Son consejos bastante básicos pero que tienden a olvidarse. Nunca está de más que se recuerden.

Gracias Blas.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Pilar, gracias por pasarte. Son tan básicos... que se olvidan. Así que es bueno refrescar la memoria.

Un saludo

jules dijo...

Bieeen... Dios, qué peso me he quitado de encima. Digo, porque yo soy mala malísima para describir al detalle ciertas situaciones o ambientes, y lo cierto es que tampoco me gusta ni escribirlo, ni leerlo en otros libros. Así que esta encantadora mujer va a hacer que esta noche duerma de un tirón, con la sensación de haber hecho lo correcto. ¡Gracias, Jacy!

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Jules, gracias por pasarte. Me alegro que sus consejos te hayan parecido interesantes.

Un saludo