martes, 31 de diciembre de 2013

Y así termina el 2013. Mi libro del año.

Todo final de año sucede lo mismo, es el momento de una recapitulación de lo acontendido en el año que termina. ¿Teníamos nuestras ilusiones, se han cumplido, se han frustrado? Estoy relativamente satisfecho del 2013: conseguimos celebrar las Primeras Jornadas de Novela Histórica de Granada con éxito (ya estamos preparado la segunda edición para marzo de 2014) y mi tercera novela "El señor de Castilla" vio la luz de nuevo con Ediciones B, con presentaciones muy emocionantes en Granada y Jaén. Quedé en tercer lugar en el concurso anual de relato histórico Hislibris, celebrado este año en Carmona (Sevilla). En noviembre participé como autor invitado en la segunda edición del Certamen Internacional de Novela Histórica "Ciudad de Úbeda". Literariamente son mis logros principales de este año.

Lo que me falta es tiempo para hacer más cosas. Le quitamos la jornada laboral a tiempo completo (y más allá del deber) en mi exilio sevillano (con todo, bendito trabajo); le quitamos horas y horas de viaje, madrugones y urgencias varias; le quitamos nuestra vida social y familiar y eventos literarios; dormir, comer, logística del hogar... y casi que se nos ha ido el año entero. Falta tiempo para leer más, por ejemplo. Sí, los que escribimos novela histórica leemos muchísimo, lo que pasa es que casi todo lo que leemos o es documentación o es nuestra propia escritura en revisión y corrección. Siempre hay una pila de libros pendiente de lectura, de hecho cada vez lucho más contra mí mismo a la hora de comprar nuevos libros. Como cada vez conozco a más compañeros de letras (todos estamos concentrados, todos estamos escribiendo a todas horas, ocupados como tejones creando más y más libros) más ansia tengo de leerlos a todos y sin embargo no lo hago, se me acumulan y crecen las opciones. Los libros son para leerlos, no para acumularlos; así que hasta que no deje mi pila de pendientes a cero no compro casi nada.

Como me gusta indagar autores varios y voces diversas, uno tropieza a veces con libros que se te clavan en el alma. Sin tener en cuenta los míos, yo quiero recomendaros el libro que más me ha impactado este 2013. Impactado, porque lo leí en el momento personal propicio; porque se convirtió en un espejo de mis dudas y preocupaciones; y porque era la primera novela de su autor y me pareció extraordinaria, lo cual sirve de cura de humildad sobre lo mucho que me queda por aprender. Mi libro leído y elegido este año es:

 "El coleccionista", de John Fowles.

No, no es novela histórica, y es cortito, no llega a 300 páginas. Y no, no es reciente, sino una reedición de la editorial Sextopiso (este libro se publicó por primera vez en 1964). Bucear fuera del histerismo de las novedades trae grandes sorpresas.


Termino el año con más optimismo del que empecé, y eso es importante. He restringido mi presencia en la Red, he declinado algunas colaboraciones... he ganado tiempo para mí, para leer y para reencontrarme cuando estaba perdido. Con menos ruido a mi alrededor escribo mejor y disfruto más. Lo estoy notando positivamente y espero que 2014 transforme todo eso en noticias positivas que os daré a conocer pronto.

Disfrutemos lo que podamos, que escribir sea placentero y no un sacrificio solitario, y dejemos el ansia de la gloria para otros:

"La gloria, señor caballero, en los tiempos que vivimos, no es más que la fama que se adquiere en las tabernas cuando un cantor vagabundo celebra ante un concurso de villanos ebrios las hazañas de los que ya no existen" 

(Cita de la novela histórica IVANHOE, de Sir Walter Scott, escrita en 1815)

Lectores, os deseo una Feliz Nochevieja y buen comienzo de Año 2014

4 comentarios:

Blanca Miosi dijo...

Hola Blas, como ves, tampoco los amigos de siempre tienen tiempo para asomarse a los blogs, todos estamos saturados de trabajo, escritura, y en mi caso de promocionar mis libros que ya son nueve. Y no porque los haya escrito de un tirón, sería imposible. Son novelas que tenía en el cajón que he sacado poco a poco, aunque esta última, El manuscrito II confieso que la escribí en el último año y medio. Te felicito por todos tus logros que en comparación con los míos son grandiosos, y espero que te siga yendo tan bien y mejor, pues los grandes escritores como tú lo merecen.
Un abrazo, amigo y hasta el próximo año!

crónicas de un e-writer dijo...

Me apunto "El coleccionista", de John Fowles. Que tengas un buen año, Blas, rico y tiempo y pobre en ruido.

Un abrazo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca, el año 2013 te ha sido muy fructifero. Cuando me preguntan si de la literatura se vive, si conozco a autores que lo logran, entre otros te pongo a ti como referencia. Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Crónicas, a mi me transformó. Supongo que todo depende si el libro consigue resonar con tu pasado emocional, tus esperzanzas, o no.

Un abrazo