sábado, 7 de diciembre de 2013

CINH Ciudad de Úbeda, oasis de Historia y Libros

Hace unos días asistí al II Certamen Internacional de Novela Histórica "Ciudad de Úbeda", invitado como ponente en una de las mesas. Después de dejar reposar todo y de volver al día a día, ha llegado el momento de redactar la crónica de mi presencia del evento.

La ciudad: Úbeda, espectacular. Quien no la conozca se lo está perdiendo. Es una ciudad monumental, de pasado milenario, podrá recorrer el centro, rodear las murallas, atravesar puertas árabes, pasear por el barrio de los alfareros, deambular por la Edad Media, revivir su esplendoroso Renacimiento. Ciudad para recorrer con calma, para descubrir rincones y buen comer y buen beber. Como ocurre con Jaén, ciudad preludio de Castilla, de transición entre la influencia árabe del sur y la austeridad imperial del norte. En fin, muy bonita. Y no lo digo porque sea escenario importante de mi novela "El señor de Castilla"

La organización: cálida acogida de la organización, siempre pendiente de que los visitantes se sintieran como en casa. Cómo pocas personas pueden dividirse para acometer tantos frentes y al mismo tiempo es un misterio, pero lograron el don de la ubicuidad. El frío de la noche quedó compensado con creces con el calor humano. Les agradezco a Pablo y a Alberto la oportunidad, la invitación y la acogida.

Los autores: en ese fin de semana, aparte de los conferenciantes, compartí mesa, mantel y copas con tres autores reconocidos, Jesús Maeso de la Torre, Salvador Compán y Almudena de Arteaga. Todo fue estupendemente, y me enteré de cómo se ve el panorama editorial por parte de autores consagrados: negrísimo. La moraleja que saqué: estar agradecido de NO depender de la literatura para comer, porque cada vez menos pueden hacerlo con el sinvivir que eso supone.




La conferencia: participé junto al autor británico Saul David y el portugués Joao Paulo Oliveira e Costa en una mesa titulada "La novela histórica en Europa", donde hablamos sobre la situación de la novela histórica en diferentes países, la aceptación por el público, la situación editorial... todo aderezado con presencia de tercios de flandes y músicos renacentistas.





Para mi charla, me preparé unas estadísticas que saqué de AMAZON esa misma semana. Y de las que se pueden observar curiosos datos.

-Me fijé en las estadísticas de AMAZON en varios países: España, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido.
-Tomé como criterio los datos de venta de libros en Tapa Dura, en tres categorías cada vez más especificas: "LOS 100 MÁS VENDIDOS", "LITERATURA Y FICCIÓN" y "NOVELA HISTÓRICA"





Algunas de las conclusiones que ofrecen los datos tomados de su web:
-Lista "100 MÄS VENDIDOS": ¿De esos 100 cuáles son novela histórica? En España 1/100; En Alemania 2/100; en Reino Unido 4/100; en Italia 7/100; en Francia 1/100
-En España de esos 100, 1 es novela histórica; 10 son otras novelas; y 24 son cuentos.
-Lista "Novela Histórica":
a) España: de cada 100 novelas vendidas 38 son de autores españoles, 11 franceses y 39 autores anglosajones.
Si lo comparamos con los otros países:
b) Alemania: de cada 100, 62 son de autores alemanes, 15 son británicos y 2 son españoles
c) Reino Unido: de cada 100, 70 son autores británicos (36 hombres, 34 mujeres), 9 americanos, 0 españoles.
d) Italia: de cada 100, 35 son autores italianos, 38 autores anglosajones, 9 franceses, 9 españoles.
e) Francia: de cada 100, 82 son autores franceses (68 hombres, 14 mujeres), 11 anglosajones, 0 españoles

Si sumamos los datos de todos los países y lo hacemos proporcionalmente, en AMAZON EUROPA resulta que:
-En Lista "100 MAS VENDIDOS", sólo 2,8 son Novela Histórica
-En Lista "100 LITERATURA Y FICCION", 6,2 son Novela Histórica
-En Lista "100 NOVELA HISTÓRICA" en las 100 más vendidas:
a) España: 9,80 uds
b) Alemania: 13,80 uds
c) Italia: 10,20 uds
d) Reino Unido: 27,80 uds
e) Francia: 21,40 uds
f) USA: 9 uds




En defitiva, España es importador de autores de novela histórica y a los autores españoles nos cuesta mucho colocar nuestros títulos en las librerías europeas, donde mejor somos recibidos es en Italia (por carácter, por cultura, por pasado común). Los países anglosajones son exportadores de autores y copan sus mercados y nuestras librerías. El mercado más cerrado para los autores españoles es Francia.

Visto lo visto, tanto que se dice que "la novela histórica está en alza", "vive su mejor momento"... ¿es eso cierto? Bien es cierto que hay muchos nuevos autores que han surgido este último lustro, pero aún falta ganarnos la confianza de los lectores, que siguen prefiriendo a los autores extranjeros. ¿Por calidad? No. ¿Por marketing y distribución? Puede. ¿Por intereses editoriales trasnacionales? Estoy seguro.

Siempre podremos escribir fantasía histórica, que parece tiene más tirón... 

Certámenes así, que alternan mesas redondas con otras actividades como Desfiles de la Historia, Gastrotapas Históricas, visitas a grandes bibliotecas... acercan la Historia y los libros al gran público, y es su asistencia lo que confirma que son eventos demandados. Tomen nota los poderes públicos, de servir al pueblo, que para eso están.

¿El evento? Para repetir :)


2 comentarios:

crónicas de un e-writer dijo...

Es cierto que se dice que la novela histórica goza de buena salud, y todos podemos observar que en las librerías están expuestas en los lugares más visibles.

Ken Follett, los mejores éxitos de su carrera los ha recogido en ficción histórica medieval. Estuvo aquí, en Vitoria-Gasteiz, buscando información para la novela que estaba escribiendo entonces, "Un mundo sin fin". En una entrevista desveló lo que él consideraba los secretos de su éxito: meter información histórica en la trama; los malos tendrían que ser muy malos y los buenos muy buenos; y bañarlo todo con una historia de amor tortuosa, "imprescindible para atraer al público femenino".

Como puedes ver, no desveló nada nuevo. Ken Follett no oculta que su objetivo es vender, y lo dice sin ningún sonrojo.

Un abrazo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Crónicas, los lectores siempre tienen la última palabra. De momento, la novela histórica tiene buena aceptación, pero se ve que está perdiendo atractivo poco a poco, por otros géneros, como la novela negra. Son ciclos supongo.

Un abrazo cordial