domingo, 28 de octubre de 2012

Para bibliófilos, y para los que aún no lo son tanto.

No falla. Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Granada. Feria a la que acudo, libros que caen en mis manos. En mi caso, después de pasar sin pena ni gloria por varias casetas hay una diferente:

-Las portadas de sus libros son todas de mismo diseño, arcaico y amarillentas.
-Las tipografías son antiguas, con grabados, no hay colores llamativos ni títulos impactantes.
-Sus autores llevan muertos mínimo ciento cuarenta años. Así que no firmarán ningún ejemplar.
-No tienen más de ciento cincuenta páginas. Algunos, no llegan a cincuenta.
-Las portadas no son de rústica, ni son libros editados por grandes editoriales.



Y sin embargo tienen algo especial, que hace que los lectores se arremolinen ante ellos y los compren. Yo mismo lei "Ibn al-Jatib", y fue como si el visir poeta de la Alhambra me susurrara al oído:

 -Léeme, escúchame, resucítame en tu mente de mi muerte de siglos, y que ante ti, con mis palabras, resurja la Granada de una época perdida...

Ante mí tenía el fac-simil de una edición de 1860 con una traducción al español de la "Descripción de Granada" de Ibn al-Jatib. En mis manos está ahora.

¿Por qué ese éxito? Porque la gente tiene ansia de conocer su pasado. El color, la tipografía, la forma de escribir y de expresión, les lleva atrás cientos de años. Palabra que la editorial Maxtor (www.maxtor.es) la responsable de rescate del olvido de siglos estos libros ha hecho una labor incomiable: abrir una ventana al pasado al alcance de todo el público. Su catálogo es una delicia de pequeños libros perdidos.

Para bibliófilos, y para los que aún no lo son tanto.

4 comentarios:

crónicas de un e-writer dijo...

Creo recordar haber visto esa misma colección en alguna feria, y que me parecieron estupendos, pero algo caros para mi bolsillo; me parece que el más barato andaba por los 10 o 15€.

Aquí, en Bilbao, también están la casetas de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, pero no los he visto en ningún estante. De momento me he comprado dos libros de Dioscórides, que tratan sobre las plantas, y otros dos de John le Carré, todos muy baratos. Si veo la colección que dices me compraré alguno. Me ha picado el gusanillo.

Espero que disfrutes en esa máquina del tiempo de tapas amarillas que has adquirido.

Un abrazo para tí y para los granadinos, en estos días tristes para Granada y para todos.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Crónicas,son libros curiosos, y uno se pregunta, si dentro de doscientos años, mis propios libros tendrán la fortuna de ser reeditados en fac-simil y rescatados del olvido.

Un abrazo

crónicas de un e-writer dijo...

Hola Blas. Es difícil imaginarse cómo será la industria del libro dentro de doscientos años. Lo que parece probable es que tus libros serán estrellas brillantes en el ciberespacio, y puede que en el milenario de la batalla de las Navas de Tolosa alguien se deje seducir por la luz de una de ellas.

Blas Malo Poyatos dijo...

Crónicas, ¡gracias! Ah, el tiempo nos barrerá a todos...