lunes, 14 de marzo de 2011

Excusatio non petita...

...acusatio manifesta.

No he tenido tiempo para actualizar el Blog este pasado fin de semana. Mea culpa. Y eso que tenía una bonita entrada en mente pero tendrá que ser para el próximo viernes.

Motivo, uno muy bueno: terminar mi segunda novela, del todo, incluyendo mapas, glosario, bibliografía, una última revisión gramatical, etc. Y eso lleva tiempo, tanto que me he centrado en ello, y en nada más.



Esta semana será muy importante para mí. Pero aún no puedo adelantar nada; espero poder hacerlo pronto, muy pronto.

Pasad una buena semana.

8 comentarios:

Francisco de Paula dijo...

Wow... Nos dejas en ascuas, Blas. ^^

Aguardando esos secretos con impaciencia mal disimulada, recibe un fuerte abrazo desde Sevilla.

Lola Mariné dijo...

Muy bien, Blas, ¡adelante!

B. Miosi dijo...

Me tienes asombrada, Blas, es como si de pronto hubiera despertado en ti un apetito insaciable por escribir y escribir y escribir, ¡Bien por ti, amigo! que no termine esta buena racha de creatividad!

Besos,

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Francisco. Ya lo decía Cicerón, una frase que me encanta:

"Si quieres guardar un secreto... guárdalo tú mismo" (Cicerón)

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Gracias Lola, ¡me llevas varias cabezas de ventaja! ¡Intentaré ponerme a la par!

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca, si ganas si tengo, lo que es tiempo. Este libro no ha surgido de la noche al día. Entre unas cosas y otras, al final, a ratos, he dedicado otros tres años a este libro, simultaneado con cambios en mi vida personal, en el laboral y con mis otros escritos (de los cuales EEDLA ya ha visto la luz)

Hay que ser constante, pero sin agobiarse, lo importante es obtener un buen resultado final, y que el lector disfrute.

Un abrazo

Armando Rodera dijo...

Desde luego no paras, Blas. No sé como puedes sacar tiempo para todo. Me alegra que ya tengas bien pulida tu segunda obra, seguro que en breve nos das buenas noticias sobre ella.

Aparte de lo que barruntamos con tus palabras, claro, que nos dejas en ascuas!!

Un abrazo y feliz finde.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, yo también me sorprendo, pero negaré que lo hago a costa de otras cosas, y de sacrificios y horas de sueño. No es fácil.

Pero lo importante es disfrutar con ello, no me cuesta dormir menos si la idea es buena.

Un abrazo