domingo, 28 de noviembre de 2010

Dwarsligger, o séase, librinos

Esta semana ha aparecido una curiosisima noticia en la prensa, relacionada con el mundo de la literatura (no, no me refiero a Ana María Matute). Me refiero a la aparición en nuestro país de un nuevo formato impreso: el Dwasligger, que aquí se llamará Librino.

No sé a quién se le habrá ocurrido semejante traducción, que a mí me suena como un diminutivo procedente de Extremadura (una gran tierra desconocida de nuestro país). ¿Qué es el librino? Un formato de libro impreso de tal forma que se lee en apaisado, con letra pequeña, papel fino tipo biblia, con la lomera horizontal, que viene a competir con el ebook. Sus dimensiones: 15x8 cm2, su peso según la noticia son 15 gramos (no me lo creo, ¿no se habrán olvidado teclear un cero?)



La idea: que un libro no sea un peso muerto ni un incordio, de forma que te permita leer en cualquier parte, en el metro, el autobús, la playa, etc. Con el papel tipo biblia los editores pueden imprimir en este formato obras de gran volumen de páginas ocupando poco espacio físico. Lo que no sé yo si el tamaño de la letra será también tipo biblia, porque si es así su lecura no será muy cómoda.

Su origen está en Holanda, donde ha tenido una gran aceptación. Ediciones B quiere ser la editorial pionera de esta idea en nuestro país, y en la WebLibrinos se pueden encontrar los títulos que estarán disponibles en este formato en Navidad.

Podéis leer la noticia completa pinchando aquí

Respecto a "El esclavo de la Al-Hamra", Nacho Ares me entrevistó por teléfono para su programa SER HISTORIA, aunque fue una entrevista desastrosa: en el momento de su llamada me convocaron para una reunión sorpresa en el trabajo, y tuve que huir móvil en mano a encerrarme en el despacho, pero no sirvió de nada. Entraron en él, los hice salir destempladamente atrincherándome dentro, y mientras el jefe me buscaban con urgencia por toda la oficina y varias manos aporreaban mi puerta, allí estaba yo respondiendo como podía a la entrevista. Así salió lo que me salió, un churro.

En cuanto salga la entrevista en la radio (si sale) os dejo el enlace. No seáis crueles.

18 comentarios:

Salvador Felip dijo...

Hola Blas

No te preocupes por la entrevista, son cosas del directo, aunque yo sí que le daré un vistazo. Aún no he hecho ninguna y quiero saber qué cosas pueden preguntar, para ir avisado en el futuro.

Un saludo

Sergio G.Ros dijo...

Ja,ja.. Blas, vaya mal trago tuviste que pasar... y es que para los curritos como nosotros, que no nos dedicamos a esto de la literatura de forma exclusiva es lo que hay. No te preocupes que vas embalado.
Un abrazo.

Dara Scully dijo...

Si eso sirve para que los ebooks no desbanquen al libro de toda la vida firmo donde sea para que se extiendan. No hay cosa que deteste más que los dichosos ebooks.


¡sonrisa!

Armando Rodera dijo...

Vi un reportaje sobre estos librinos en el telediario, Blas, y me pareció curioso. Creo que dijeron que pesaban unos 150 gramos...

No sé si será una alternativa al ebook, pero me alegra que la industria editorial no se enroque con los nuevos tiempos. De todas formas, algo más tendrán que hacer para que esto mejore.

Siento lo del tema de la entrevista, pero seguro que no quedó tan mal.

Un abrazo.

Roderico Pondivino dijo...

Yo también lo vi en los telediarios y es un invento de los impresores de nuevos testamentos que se ve que se estaban quedando sin pedidos y han decidido renovarse. Y en cuanto a la entrevista, ya sabes, se dice... ¡¡¡OCUPADO!!!

Alejandro Laurenza dijo...

Será cuestión de probarlos, :-).

Saludos,
Alejandro.

Proyecto de Escritora dijo...

Así que son como unos mini-libros de bolsillo? ayy madre, habrá que leerlos con lupa, jaja.

Oye, y no te preocupes por la entrevista, mira, así en las siguientes tienes una anécdota graciosa que contar :)

Besos!!

PD: El otro día vi tu libro en un vips y me quedé así :O, me hizo mucha ilusión.

MiánRos dijo...

¡Toma ya! El libro reducido a la mínima expresión. Ya pronto (por abaratar costes) habrá que leer novelas en los granos de arroz; y mira si puedes llevar montones de ellas en los bolsillos je je.

Tienes en mi blog un seguimiento de tu novela y unas cuantas fototitos de tu queridísimo Esclavo...

Un fuerte abrazo,
Mián Ros

Martikka dijo...

Pues que chulos!!!! Y en cuanto a la entrevista, qué rabia no poderla hacer tranquilamente, pero cosas del directo y de la fama, ya se sabe, je,je.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Salvador, aún no ha aparecido, pero estaré pendiente del link. Tienes mi primera entrevista disponible en mi Web:

www.blasmalopoyatos.com

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio, ¡y tan malo! Eso me pasa por novato. La próxima vez no me pillarán en la oficina.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Dara, supongo que cada uno tendrá su hueco de mercado, con sus ventajas e incovenientes.

Yo por ejemplo, tengo un peque-dispositivo donde a ratos me leo a los clasicos (de s.XIX hacia atrás), que cojo del Proyecto Gutemberg. Hay que adaptarse.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, si esta noche los veo de primera mano me haré una impresión más precisa. tengo ganas de ver cómo funciona esa lomera articulada.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Jesús, ¡lo pensé, pero el baño es una nevera!

Quedaremos estos días, ¿vale'

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Alejandro, eso digo yo. Dicen que el precio será 9.95€. En vez de uno pocket, el próximo será librino.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Elena, ¡qué bien!, me alegra que te llevaras una buena primera impresión. Y me alegra leerte por aquí.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Mián, gracias por el reportaje. Anima saber que las cosas marchan bien, antes de que llegue el cuervo de la Crisis (más aún, quiero decir).


Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Martikka, la verdad es que aunque sólo sea por curiosidad, habrá que ojearlos...

Parecen tan cuquis, cuquis, cuquis...

Un abrazo