lunes, 30 de agosto de 2010

Y al Séptimo... siguió trabajando

Por una urgencia del trabajo que me da de comer (por el momento), este fin de semana me ha tocado dedicarle en casa, muy a mi pesar, unas cuantas horas el sábado, el domingo y también hoy lunes, y eso que en teoría lo tenía de descanso. Con lo que no he podido dedicarle el tiempo que hubiera querido al Blog, ni visitar los sitios que me gustan (sorry).


(Yo, quejándome)

Esta semana me espera más de lo mismo. No obstante, hoy me han dado una pequeña alegría: mi agente ya ha regresado de su descanso vacacional y ya están moviendo mi novela por el extranjero.

Así que, ¡buf!, ¡que pase ya la semana y que llegue San Viernes, por favor! (y que los dioses me sean propicios)

10 comentarios:

Felisa Moreno dijo...

Y no podemos quejarnos que aún tenemos trabajo, que para vivir de la literatura todavía nos falta, al menos a mí. Un saludo.

MiánRos dijo...

Bueno, hay que apechugar con lo que llegue. Ya alcanzaremos mejores momentos ¿no? Aunque, Blas, yo creo que tú estás a punto de conseguirlo. Tu novela está ya a la vuelta de la esquina para su publicación.
Un fuerte abrazo, amigo.
Mián Ros

Salvador Felip dijo...

Hay que tomárselo con calma. Escribir es una carrera de fondo, por lo que mientras llega la ansiada posibilidad de vivir de las letras no queda otra que continuar con el trabajo habitual.

Así que... ¡Valor y al toro!

Un saludo

Sergio G.Ros dijo...

Bueno, respecto a la agencia, son excelentes noticias, Blas. Frankfurt está a la vuelta de la esquina... ainss.. qué sueños, ¿no?
Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Tu agente sí que se mueve, Blas, ¡la está moviendo por el extranjero! Te vaticino un éxito arrasador!!

Besos!
Blanca

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Felisa. Podemos quejarnos, y lo haremos. Una cosa es trabajar y otra, ser esclavo (literalmente)Espero pronto poder decir: "au revoir, Don Ladrillo y Hormigón"

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Mía, esos mejores momentos están cerca (para muestra lee la siguiente entrada)

¡Menos mal que a veces la vida da alguna alegría!

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Salvador, de fondo y con la lengua fuera; siempre queda algo que retocar de cada libro, un detalle, una errata ¡Ag!

Pero hoy queda un día menos.

Tengo ganas de leer ya tu nueva novela.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio, pues sí, a la vuelta y más cerca de lo que parecía (leéme en la siguiente entrada :) )

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca, ¡de momento cada vez que me has hecho un pronóstico has acertado!

Sigue, sigue así.

Un abrazo