sábado, 3 de julio de 2010

Tres detalles antes de imprenta

Las dos últimas semanas han servido para tenerlo todo casi listo para enviar EEDLA a la imprenta. Sólo me restan tres deberes, que tengo como objetivos este fin de semana:

1.-La dedicatoria.
2.-La nota de agradecimientos.
3.-La bibliografía.




Mi dedicatoria ya tiene persona destinataria, lo que aún no sé es el enfoque que le voy a dar. Debe ser corta y concisa; debe ser emotiva, ya que se trata de un honor muy especial para la persona a la que estará dedicada, el tener un libro, una pizca de inmortalidad, asociada para siempre a ella. Es un pequeño guiño que se permite el autor, que se trasforma en un gran gesto por ser la primera línea que encontrará el futuro lector. Además, con ella el autor desvela un pedacito de sí mismo al mundo entero. Busca decir mucho en muy pocas palabras. Y por eso su redacción es tan complicada.

La nota de agradecimientos manifiesta mi humildad, y es que en toda tarea importante nadie es capaz de hacerlo todo por sí mismo y sin ayuda de nadie. Las Pirámides, Hagia Sophia, cruzar el Atlántico, publicar un libro... Me asombro todos los días, del tiempo y dedicación que están empleando un buen número de personas para que EEDLA llegue en las mejores condiciones a manos de los lectores. Y además están los que a lo largo del camino de su escritura han dado su opinión, su apoyo y han servido de inspiración en un modo u otro, aunque ellos no lo sepan. Mi abuelo decía que es de bien nacidos ser agradecidos. Esta nota está más clara en mi cabeza; falta pasarla al papel.

La bibliografía es un agradecimiento especializado, dirigido a todos aquellos estudiosos, investigadores, arqueólogos e amantes de la historia, que con su trabajo paciente, a lo largo de varios siglos, han vertido su conocimiento, su opinión, y una parte de su alma, en sus escritos destinados a pervivir en ese magnifico lugar que son las bibliotecas. Los libros nacen del amor del ser humano por el mundo que le rodea. Sin todos ellos, no habría tenido datos ni conocimientos para trasladarme desde el s.XXI hasta el s.XIV, y este libro, mi libro, no habría tenido siquiera la posibilidad de ser.

Y si por algún casual mi libro sirviera de inspiración, de acicate para la curiosidad en alguno de mis lectores, sería mi mayor recompensa. Pero no adelantemos acontecimientos. Quedan dos meses de paciente espera, y la portada aún está pendiente. La Web de la novela pronto estará en marcha.

Mientras, retomaré mis otras historias, porque tengo un buen presentimiento. No, no soy adivino, es que mi Agencia me ha comentado una cosita que... aún no puedo desvelar porque todo está en sus inicios, pero ya os informaré.

12 comentarios:

Sergio G.Ros dijo...

Hola, Blas, tienes toda la razón: los detalles son muy importantes, y los pequeños más si cabe. Siempre que empiezo un libro me gusta mucho toparme con una dedicatoria sentida, porque demuestra el empeño y la emoción del autor, un trocito de su alma.
Creo que ya puedes oler la arena de la plaza, sentir el calor, y escuchar el bullicio de la gente: te queda realmente poquito para saltar al ruedo.
Que Dios reparta suerte, amigo.
SEguro que harás una faena extraordinaria.
Joer, qué taurino me ha quedado.

MiánRos dijo...

Nada, ya quedan pequeños flecos, esto está hecho... Eso sí, hay que cuidar hasta el más mínimo detalle, como dice Sergio, obviamente. Un libro pasa de bueno a excelente por muchas pequeñas cosas.
Ya tengo ganas de leer la novela, qué carajo.
Un saludito, Blas,
Mián Ros

Armando Rodera dijo...

Menudo ritmo, Blas!! Ya lo tienes prácticamente todo, enseguida verás el resultado de tanto es fuerzo.

Me alegra que el proceso siga su ritmo sin parar y que vaya todo tan bien. Ya tenemos ganas de ver el resultado.

Así que a disfrutar un poco del verano, que septiembre está al caer. Y si encima te dan más buenas noticias, miel sobre hojuelas.

Un abrazo y feliz semana.

Carlos dijo...

Vas a acaparar el mercado editorial,Blas, ya verás.
Lo que iniciastes como tus primeros pasos en el mundo del libro, se va a convertir en tu nuevo trabajo en tiempo completo.
Ojalá tengas mucha suerte.
Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Disfruto mucho cada vez que paso por aquí, siempre noticias positivas, Blas, presiento que tu libro tendrá mucho éxito.

Un beso,
Blanca

Cristina Puig dijo...

Ya lo tienes casi listo! es verdad que los detalles son importantes. Muchísima suerte amigo, ya estoy deseando leerla:)

Un abrazo,
Cris

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio, ¡por fin está todo listo! Salvo la portada. Todo lo que me dicen la agencia y la editorial me da buenas vibraciones, pero la última palabra la tendrán los lectores. ¡Ya falta menos!

(Y a ti también)

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola MianRos, todo son pequeños detalles, que hacen que se distinga un libro de otro. Sí, yo también tengo ganas de tenerlo publicado ya.

Voy a pasarme por tu Blog, que vi que dejabas unas páginas de tu libro para leer, pero no he podido aún hincarle el diente.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, pues si, al final todo supone un gran esfuerzo, que si lo unimos a mi otro trabajo, el que me da (aún) para comer, se traduce todo en tres semanas agotadoras. Pero en fin, ya está todo listo, salvo la portada. ¡Prepárate, mundo!

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Carlos, ¡hombre, tanto como acaparar el mercado editorial! Pero no me disgustaría, oye. Serán los lectores los que decidan.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca, ¡es que hay ser positivo! ¿Cómo no serlo, si me van a publicar ya mismo? Y encima hay posibilidades de .... (mmmm, todavía es secreto)

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Cristina, tú también estás liada con las correcciones, así que ya sabes cómo va el proceso: corregir, corregir, corregir, corregir...

Un saludo