sábado, 29 de mayo de 2010

Feria del libro de Madrid 2010



Este fin de semana se celebra la Feria del Libro en Madrid. Cientos de casetas, miles del libros y de visitantes, y miedo, mucho miedo. Por parte de los libreros y editores, quiero decir. Aunque no he podido ir (el próximo año) la verdad es que llevo toda la semana escuchando cortes en la radio sobre la Feria del Libro, y me ha sorprendido. La nota positiva y optimista que debiera ser esta fiesta del entretenimiento y de la cultura los comentaristas la matizan convirtiendo el blanco en gris, o en negro. Siguen unos cuantos ejemplos:

1.-"...se espera una reducción sustancial de la ventas, lo que hace que el sector editorial espere con impaciencia las fechas navideñas..."

2.-"...la crisis provocará que muchos de los que se acerquen lo hagan sólo a mirar..."

3.-"...aunque en esta edición se permitía por primera vez la venta de títulos digitales, no hemos encontrado ningún catálogo digital en las diferente librerías que lo anunciaban..."

4.-"...se estima que habrá menos visitantes que en años anteriores..."


Sabemos que es el año de la Crisis, y el miedo ha calado al fin en el sector editorial. Me parece que al sector le está pasando como a las inmobiliarias: se han seguido sacando muchos títulos todos los años, sin tener en cuenta que a lo mejor el mercado se ha reducido. Sólo los más aptos sobrevivirán.



De todas formas, esas frases radiofónicas me suenan a "profecías autocumplidas". Señor Locutor: Si no despiertas curiosidad e ideas positivas en los oyentes, los más probable es que no se animen a ir a la Feria o lo hagan con una semilla de negatividad. ¡Mal hecho! ¿No hemos quedado que es una fiesta?

Así que, señores comentaristas, rebato sus frases y les doy un nuevo enfoque:

1.-Nada de hablar de malas o buenas ventas. A los lectores lo que les importa son tres cosas: si sus autores favoritos han sacado nuevos títulos, si irán a firmar y a charlar con ellos, y nuevas propuestas de buenas lecturas.

2.-A mi me gusta mirar los libros de las casetas, muchísimo, porque puedo mirar todos los que quiera, pero sólo puedo llevarme unos cuantos a casa. Así que ¡propónganme qué libros ojear, que a los mejor los adopto!

3.-Eso sí es engañar a los visitantes. Unos dicen en los periódicos que es fallo de la organización, otros que no está bien explicado. En vez de decir qué no hay, que se centren en lo que hay: muchos, muchísimos buenos autores dispuestos a dedicarte unas palabras y una sonrisa (y su firma)a cambio de sentarte con ellos. ¡Ahí es nada!

4.-Las estimaciones no me aportan nada. ¡Díganme que esta feria está dedicada la Literatura Nórdica, háblenme de Asa Larsson, Peter Wessel, Rakel Helmsdal, Hanne Bartholin y Pia Tafdrup! Quiero saber más sobre cómo escriben, dónde se inspiran, a dónde viajan, cómo dan vida a sus personajes...



La literatura nos da vida, nos hace soñar, nos hace sentir, respirar, ver el mundo de otra forma, y viajar por el mundo y en el tiempo. ¿Por qué no se dan cuenta de eso?

18 comentarios:

Lola Mariné dijo...

¡Muy bien dicho, Blas!
Si la gente va a la feria en masa como se ve en estas fotos será porque le interesan los libros ¿no?, y por mucha crisis que haya, alguno siempre cae. A uno por cada cabeza que se ve en las imagenes durante quince dias...
Feliz domingo.

Sergio G.Ros dijo...

Pues tienes toda la razón, Blas: estamos de acuerdo en que hay crisis, que hay mucha gente jodida, pero por eso mismo debería impulsarse aquellas cosas que pueden ayudar a hacernos a sobrellevar esa pena que nos rodea: los libros no tienen límites y hay pocas cosas tan baratas en comparación de los ratos de placer que pueden darte. Pueden llevarse a cualquier lado, prestarse, y leerse a todas horas. ¿Alguien pide más?
Ah, y no hace falta tener un IPAD para eso, basta con una edición de bolsillo para ser felices.
Un abrazo.

MiánRos dijo...

Me fascina tu estado anticrisis. Y estoy contigo, y es así, hay que ir con optimismo sino que diantre espera uno encontrar allí, si desde que sale de casa va ya con la cabeza abstrusa y cerrado en banda, ¡pues vamos hombre! Hay que consumir para que el mercado se reactive; mover el dinero. Y si es en libros, qué mejor aportación para el enriquecimiento de las conciencias, ante todo personal.

Muy buen rapapolvo para reestructurar magníficamente esta entrada.

Saluditos, Blas
Mián Ros

Proyecto de Escritora dijo...

A mi me encantó ver ayer (en mi primer día de feria, pero no el último, jeje) que estaba todo llenito de gente :) y quien va a mirar al final se lleva algo fijo. Además ya están diciendo que está habiendo más ventas que el año pasado así que...no estará tan mal la cosa.

UN besote!!

Francisco de Paula dijo...

Pues yo estuve ayer por la tarde y, vamos, que me alegro de la crisis y de la menor afluencia de gente, y de todo eso. Ya que, de otro modo, aquello hubiera sido un infierno auténtico y verdadero. ¡Pero si casi no se podía andar! Era una b-a-r-b-a-r-i-d-a-d.
Estuve andando a ritmo tranquilo (tampoco es que se pudiera correr, me entendeis) y en una hora sólo me dio tiempo a ir hasta más o menos la mitad y volverme. ¡Y sólo me paré en dos o tres puestos!
Lo dicho, una b-a-r-b-a-r-i-d-a-d.
En fin, saludos a tod@s.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Lola. Se trata de ser optimista, aunque todos tenemos razones para no estar alegres al 100%.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio. Creo que sí, que al libro aún le queda mucha vida, porque el tacto del papel nos hace regresar a las lecturas de aquellos interminables veranos de niños.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Mian, al menos con un libro bajo el brazo las penas son menores; por unas horas tenemos la posibilidad de viajar fuera de lo cotidiano.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Elena, ¡por fin noticias de primera mano! Son buenas nuevas, a ver qué nos dicen cuando termine.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Francisco, pues si estaba tan lleno, es lo que digo, que la gente tiene amsia de conocer y de aprender, que ya está bien con tanto futbol, por favor (al menos para mí)

Un saludo

Alejandro Laurenza dijo...

Qué buena entrada, Blas!

Coincido completamente. A los lectores lo que en verdad nos importa son los libros y los autores, y no las ventas. ¿Por qué no hacer foco entonces en lo bueno? ¿Por qué no entrevistar a los escritores? ¿Por qué no compartir libros que valgan la pena?

Aunque pensándolo bien, quizá sospeche la respuesta. Siempre es más sencillo hablar de lo malo, meterse en el morbo de lo que no funciona pero sin colaborar para que las cosas sean de otra forma. Para entrevistar, para analizar libros, para invitarnos cordialmente a ingresar a otros mundos, hace falta trabajo, hacen falta ganas, y hay que quitarse los anteojos grises que lo empañan todo.

Un abrazo,
Alejandro.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Alejandro, por eso mismo me sorprendieron esas coletillas. Si ya todo parece difícil, intentemos dar un poquitín de ánimo. Centrémonos en qué podemos hacer, más que en lo negativo.

Un abrazo

B. Miosi dijo...

Si las fotos corresponden a la feria 2010, no veo qué tan mal pueda estar el mundo editorial. Se caen también los agoreros que constantmenete dicen que cada vez se lee menos. Yo pienso por el contrario, que cada vez se lee más: es un pasatiempo económico en comparación de otros, te permite evadir la realidad que cada vez es más triste y deprimente, y puedes volver a leer cuantas veces quieras.

Gracias por tan buena onda, Blas!

Armando Rodera dijo...

Tienes mucha razón, Blas. Nosotros estuvimos el sábado y era realmente el primer día de Feria completo. Por la mañana no había demasiado jaleo pero por la tarde ya era agobiante.

Por mucho que se hable de la crisis y demás, que es cierta, creo que la Feria sigue teniendo buen color. En próximas jornadas espero ir con más calma y hacer unas fotos en condiciones para que juzguéis por vosotros mismos. En mi última entrada he hablado de otras cosas, aunque también interesantes.

En las charlas de ese día si pudimos comprobar que hay mucho miedo en el sector, que algunas editoriales fuertes están con problemas y que los nuevos títulos se van ralentizando, pero espero que la sangre no llegue al río.

El tiempo nos irá diciendo cómo marchan las cosas. Eso sí, yo tampoco vi nada relacionado con el libro digital, aunque no me fijé demasiado, tendré que hacerlo en la próxima visita.

Buena entrada, Blas, sigues con ese optimismo desbordante. Un abrazo.

Teo Palacios dijo...

No se dice porque eso no es noticia, lamentablemente.

Un abrazo, Blas. Y espero que el año que viene arrases en esa... y en otras muchas!

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca, afortunadamente parece que los agoreros se equivocaban, y que se está vendiendo almenos tanto como el año pasado. Es una buena señal.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, gracias por la información de primera mano. Si ves a Posteguillo... ya sabes lo que tienes que hacer...

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

¡Hola Teo! ¡Quien está arrasando este año eres tú! Me conformo con seguir tu estela el año que viene, lo que será difícil, por lo que cuentas... ¡enhorabuena!

Un abrazo