sábado, 20 de marzo de 2010

Se acerca el final

Sigo y sigo. La revisión final sigue viento en popa, a un muy buen ritmo. ¡Estoy dentro de la novela! Pensé que me costaría más retomarla, sobre todo porque desde la última revisión en Octubre había centrado mis energías en revisar mi segundo libro, y con mi tercera novela, esta vez contemporánea, estaba muy entusiasmado. Me pregunto cuántas historias a la vez puede desarrollar un escritor de forma simultáneamente sin volverse loco, psicópata o con personalidad múltiple.



De hecho, estoy tan centrado en la historia, que en el día a día sólo pienso en llegar a casa para continuar. Es la literatura lo que me da la alegría diaria, y después de esta última semana, veo todo de otra forma. El trabajo, aunque me preocupa, ya no me obsesiona. Ya no me importa, en absoluto. Me rio en silencio por la cara de agobio de mis jefes. Me declaro en rebeldía. Sí, creo que podría hacerlo. Dedicarme en exclusiva a la escritura. La oportunidad está cerca. Siento que el ciclo actual se está cerrando, y que otro diferente va a comenzar. Lo siento en mi alma.

Debe ser eso lo que me da una vitalidad indestructible. No van a impedirme cumplir un sueño.

Además, hoy he empezado un jamón de pata negra, que tenía en el sótano (eso le da alegría a cualquiera). La novela sigue su curso, y encima he accedido a la revolución digital del E-Book.



Realmente no es un E-Book al uso. Mi viejo mp3 ha muerto, fui a buscar un sustituto, y ¡sorpresa!, ya no existe nada similar. Ahora todos los dispositivos se comportan como reproductores de radio, de video, de fotos, de música... ¡y de libros electrónicos! Por sólo 70 euros, tengo en mis manos un cacharrito que no es un E-Book Reader al uso. Su pantalla es de 3", y admite sólo libros en TXT (contra, su función principal es para escuchar música, pero este extra no está nada mal). ¡Suficiente para mí, por ahora! 4 Gigas de capacidad = 8000 libros de 400 páginas. Suficiente para toda una vida, todo eso en el bolsillo de mi camisa, en la palma de mi mano. Tiene un grosor de 8mm (¡8 milímetros, señores! ¡El universo en 8 mm!) y desde que lo compré hace siete días he leído ya 4 libros completos. La lectura ya no tiene límites.



El dispositivo pesa ¡50 gramos!. ¿Alguien ha calculado cuánto pesan 8000 libros?

Creo que me puedo acostumbrarme a esto. Y creo que ambos sistemas, papel tradicional y ebook, son perfectamente compatibles. Las editoriales y los autores tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos.

24 comentarios:

Alejandro Laurenza dijo...

Si lo sentís, Blas, por algo será... Intuición por sobre razonamiento puro, ;-).

Un abrazo,
Alejandro.

Sergio G.Ros dijo...

Ja,ja.. Blas, me ha encantado tu entrada por tu optimismo, cosa habitual en todas las últimas que has escrito, y porque ambos hemos comentado acerca del ebook, aunque de forma diferente... aunque con algo en común..¡el peso! En serio, me alegro que te vaya todo viento en popa.
Un fuerte abrazo.

Lola Mariné dijo...

Blas, rebosas entusiasmo, jajaja.
Eso de que ya no te importe tu trabajo es ya el paso definitivo, te lo digo por propia experiencia.

Yo hace tiempo que simultaneo lectura en papel y en la PDA, y la verdad es que me resulta más cómoda la segunda: no pesa, puedes llevar "tochos" encima sin que te pesen, e incluso leer con poca luz (o a oscuras). Nos acostumbraremos todos.

¡Sigue con esa energia!

Guillem López Arnal dijo...

Tres. Un estudio de la universidad de Arkham demostró que un escritor puede llevar tres historias al mismo tiempo antes de salir desnudo aullando a la calle, tirarse a la mala vida o escribir guiones para la televisión.
En serio, enhorabuena por tu determinación y por la buena adquisición tecnológica!

MiánRos dijo...

Hola Blas,

Desde luego en esta entrada se descubre un grito de rebeldía ciertamente medida que se intuye y se ve venir, sobre todo, el pulso de tu trabajo contra tu futuro trabajo, como por las nuevas formas de entender la lectura a usanza contra las nuevas tecnologías que ponen a nuestro alcance. El duelo, en ambos casos, está servido.

Un abrazo, amigo.
Mián Ros

Marta Abelló dijo...

Esto es la revolución, Blas. Se te ve lanzado y optimista, y de ahí puede salir algo muy bueno, y más aún acompañándolo con un poco de buen jamón.
Curioso tu nuevo ebook. A disfrutarlo y sobretodo ¡a llenarlo de buenas lecturas!

Abrazos

Proyecto de Escritora dijo...

vaya, parece que la suerte va cambiando...
mmm reparte ese jamoncito Blas, que nos tienes babeando, jeje. Y bueno babeando también por tu novela y ya puestos por el ebook...

Seguro que algún día podrás vivir de escribir, y si sientes que va a ser así es por algo ;)

Estamos contigo! (siempre que nos des jamón claro)

Besos!!

B. Miosi dijo...

!Estás en la recta final, Blas! y veo que conservas el optimismo desde hace un tiempo para acá, por algo será, las intuiciones cuando son muy intuitivas no son falsas, ja, ja, así que adelante, muchachote, ya verás que todo sale bien, si no has enloquecido primero por lo de la multiescritura-lectura, (cuatro libros en miniE-book correcciones, nueva novela y recorrecciones para la que va a salir)
¡Uao! ¿No serás un chico índigo?

Besos!
Blanca

Xavier Borrell dijo...

La verdad es que un e-reader es una pasada, enhorabuena por tu entrada y tu próxima publicación.

Isabel Romana dijo...

Has logrado contagiarme tu excitación, pues he leído algunas de tus entradas anteriores en las que narras el proceso que has seguido para conseguir representante y contrato y, bueno, que tienes nervio. Si tu novela es tan intensa como tú, seguro que será un éxito.
Saludos cordiales.

Armando Rodera dijo...

Me encanta la alegría que últimamente despiden tus entradas, Blas. Y lo de la cara de tu jefe es impagable, habría que verle, je, je.

Lo del jamón d epata negra no sé si te lo perdonaremos, tendrás que invitarnos. Ya ves muy cerquita la última (nunca se puede decir esa palabra con las correcciones, ya sabes) revisión de tu manuscrito y en breve comenzará ese período de nervios que terminará con tu novela en todas las librerías.

Lo del ereader también me llama la atención. A ver si para mi cumple...

Un abrazo.

´´Saray´´ dijo...

Rebosas optimismo y confianza en tí mismo y éso es estupendo :) Y lo del jamón de pata negra ¡¡ya es el remate!! jeje.
Sigue así.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Alejandro, intución y lógica se unen. Los cambios hay que provocarlos.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio. Sí, me siento optimista, y se nota. Me paseo por las librerias fijándome en los libros de mi editorial, y esperando que mi portada sea al menos como las que veo en los escaparates. ¡Maravillosas!

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Lola, te tomo como ejemplo y referencia. Espero seguir tus pasos más pronto que tarde.

Respecto del Ebook, tiene la comodidad de que llevas una biblioteca entera en el bolsillo de la camisa. ¡El saber en la palma de la mano!

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Guillem, supongo que Arkham salir aullandoa a la calle es algo normal, sino que se lo digan a Lovecraft.

¡Gracias por los ánimos!

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Mian, el duelo está servido, sí, de hecho mi jefe ya lo sabe... y está preocupado por ello. ¡Soy un esclavo eficiente!

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Marta, que el optimismo dure, antes de que venga la tormenta. Porque se acerca un tormenta laboral; van a calentarme la cabeza durante varios días.

Con lo mucho que lees, seguro que le sacas mucho partido a tu ebook

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Elena, el jamón está de vicio (sería por eso que lo tenía atesorado), ¿te corto una lonchita?

La novela me tiene muy animado y me entran nervios pensando en qué pasará cuando salga a la luz. ¿Gustará?¿No gustará? En fin, ¡es una sensación nueva!

Un beso

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca. Jaja, no sé que es un chico índigo, sólo te diré que tengo los días ocupados al máximo, entre trabajo y escritura, que duermo poco pensando en mi novela, y que deseo verla ¡ya! en las librerías.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hoal Xavier, el ebook es una revolución que no acabará con el libro tradicional; pero con el que tendrá querepartirse el mercado. Eso será inevitable. Asistiremos a menos tirada tradiconal y más tirada digital.

Un saludo, y gracias por pasarte

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Isabel, bienvenida a este rinconcito. Si consigo transmitir mi entusiasmo entonces creo que voy por el buen camino. Parece mentira, lo que se consigue paso a paso.

Aún lo pienso y casi no me lo creo.

¡Gracias por visitarme! Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, te digo como a todos, ¡si queréis probar el jamón no tardéis en pasaros por aqui, que se acaba! Está bueno, MUY bueno.

Recomiendo a todos el ebook reader. No estaba dispuesto a gastarme 300 euros, pero cuando vi esta posibilidad por 70... ¡me tiré de cabeza! Y no me arrepiento. Ya falta menos para ver mi libro en papel.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Saray, sé bienvenida. El jamón, muy bueno, y la novela, en marcha, ¿qué más puedo pedir?

Un saludo, y gracias por visitarme