domingo, 14 de febrero de 2010

El Plan de Trabajo

Después de una semana volando por las nubes, toca descender a la realidad otra vez, y a compaginar el trabajo con la escritura. Espero que estas dos semanas, donde se han mezclado cielo e infierno, no se repitan, y pueda dedicar de nuevo un rato diario a mis historias.

Hablé por telefono esta semana con la editorial. Después de las presentaciones de rigor, estuvimos comentando un poco el planning de la editorial para este año. Estaban esperando la finalización de un segundo informe de lectura externo, antes de proponerme mi Plan de Trabajo para EEDLA.



Resulta que se están barajando dos fechas para la salida al mercado de EEDLA, y ello dependerá en buena medida del tiempo que pueda disponer para realizar una última revisión del libro, de acuerdo con ellos y tomando como guía opcional sus sugerencias. ¡Otra revisión! Pero como les dije, yo soy sólo un novato, y ellos los profesionales. En cuanto tenga en manos el Plan, veremos qué acepto y qué no.

Me imagino que el Plan de Trabajo será algo similar a esto:
1.- Sobre el argumento y época de ambientación. Corrección de puntos débiles o poco justificados desde el punto de vista histórico. No soy un experto en Historia, qué le vamos a hacer, aunque he indagado cuanto me ha sido posible.
2.- Sobre los personajes. De acuerdo a las tendencias de venta, sabrán qué personajes son más estimados por el público objetivo del libro. Puede que tenga que desarrollar algún aspecto concreto que se me haya pasado, para que parezcan más completos y vivos. Creo que este es el aspecto que más tiempo me llevará, ponerme en la piel de los personajes, sabiendo todo lo que sucede antes y lo que sigue después, en cada punto de la novela (y cuidando de no caer en contradicciones)
3.- Sobre el estilo y gramática. Tiemblo al pensar cuánto me pasarán tachado en rojo. Creo que está más que revisado, pero siempre es tiempo de aprender.
4.- Revisión de los Apéndices. Incluye una breve reseña histórica de situación general y un vocabulario de términos árabes empleados. En este apartado entrará también un mapa que preparé con el AutoCAD, supongo que habrá que rehacerlo más "bonito".
5.- Fechas de entrega. Se fijará un día concreto y exacto para la remisión del manuscrito definitivo. Desde esa fecha, hasta el día de presentación pública, ya no dependerá de mí, sino de la editorial (imprenta, marketing y distribución). Y para llegar esa fecha, habrá que programar el planning hacia atrás, para que resulte que a lo mejor, para cumplir objetivos tengo que empezar YA a corregir, una vez recibido el Informe externo de lectura.
6.- Otras consideraciones: campaña de marketing del libro. Imprescindible. Desde YA tengo pensado darme publicidad. Incluso tengo ya una empresa localizada dispuesta a prepararme en Web propia para mí y el libro, con sede en EE.UU., incluyendo difusión en Redes Sociales, e-mailing,prensa digital, etc. Todo eso en función de lo que el Departamento de Marketing haya considerado para EEDLA. Esta empresa se compromete a una difusión eficaz publicitaria en el mercado hispanohablante del libro en castellano, en espera de cómo vaya y si se llega a producir una traducción en inglés en algún momento. Aquí ya intervienen más actores, como la Agencia y la Editorial. Pero es bueno mirar adónde se quiere llegar.



Mientras esto se pone en marcha, aprovecharé para adelantar cuanto pueda de mi tercera novela, porque me temo que una vez empiece con la revisión de EEDLA, tendré que aparcarla por un tiempo. ¿Interferirá mi trabajo real con esta vorágine en la que voy a meterme?¿Tendré que tomar alguna decisión drástica? Veremos...

Lo que tengo clarísimo es que esto es un sueño que se está cumpliendo, que quiero vivirlo intensamente y que si tengo que arriesgar... lo haré.

20 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Relajate, Blas, que con ese planing no me extraña que te estreses, jajaja.
Disfruta que todo se andará.
Saludos.

Proyecto de Escritora dijo...

Oye pues si tienes que dejar tu actual curro porque te hagas famoso, pues tendrás que hacer el esfuerzo, jeje.
No sé como va todo eso, pero tu tranquilo, que la editorial se encargará más o menos de todo.

Un besote!!

B. Miosi dijo...

Bien hecho, Blas, la editorial se encarga de la distribución y al principio, de la promoción de tu libro, pero dependerá de ti que el libro no quede en el olvido. Me parece excelente esa campaña publicitaria de la que hablas, siempre se sebe preveer, mirar hacia el futuro.

Cuenta con mi pequeño espacio para lo que necesites, que no es tan importante, pero todo esfuerzo suma.

Besos, y adelante!
Blanca

Roderico Pondivino dijo...

¡Eh!, ¡Eh!, que ya te estabamos dando publicidad, (en la medida que cada uno puede), el problema es que a mí no me lee nadie (je,je), y también es verdad que no escribía desde agosto o así.

Queda dicho. Un "saluíco".

Sergio G.Ros dijo...

Blas, como siempre me sorprende tu capacidad de análisis y trabajo. Creo que ambas te llegarán lejos, amigo.
Respecto a lo de la empresa para hacerte una web, me parece una gran idea, y por lo que veo dominas bastante el inglés, lo cual, dicho sea de paso, también juega en tu favor.
Me uno a Lola en lo de que te relajes un poco y no tomes decisiones drásticas, no aún, pero eso serás tú el que lo veas, porque hasta ahora siempre has acertado y no hay quién te pare.
También digo lo mismo que Blanca: cuenta con mi humilde rincón del ciberespacio para lo que necesites (también tienes mi email).
Por cierto, y si no es mucha indiscreción: ¿firmaste ya el contrato con la editorial?
Un abrazo.

MiánRos dijo...

Es evidente que planificar el papel a seguir es toda una ventaja y, desde luego, tú actúas sobre lo que crees que se va a organizar (y se organizará, no te quepa duda, pero tiempo al tiempo). De una cosa estoy seguro, que no te va a pillar el toro, vaya. Preparar una página web para el libro es una idea perfecta, esencial, diría mejor.
Un saludo, compañero. Seguiré pasando a ver cómo vamos con el estrés...
¡Ah! Enhorabuena de nuevo, todos los días no le publican a uno una novela.

Marcos Moreno dijo...

No quiero hacer de abogado del diablo, pero si no arriesgas con 30 que aún estás a tiempo de enderezar la cosa si sale mal, que no creo que te salga mal, te vas a quedar con la duda toda la vida.

Eso no quiere decir que mañana le digas al jefe que no vuelves más y te vayas con tu mujer, claro está, pero moverte mucho y bien, invertir y tomar decisiones meditadas es la clave del éxito.

Suerte estos proximos meses!!!

Armando Rodera dijo...

Estoy con los compañeros, Blas, primero reflexiona bien antes de tomar cualquier determinación. Ahora se te plantea un reto apasionante, y seguro que pondrás toda la carne en el asador.

Me maravilla las planificaciones que haces de tu trabajo. Desde luego yo no podría ser tan metódico, je, je. Aunque ya hemos visto que a ti te da resultado, habrá que tenerlo en cuenta.

Ah, y me parece estupendo lo que comentas del marketing de tu novela. Está claro que aparte de agencias y editoriales, si uno no pone de su parte, la obra no llegará a conocerse como nosotros deseamos.

Mucha suerte en el camino, el éxito ya está llamando a tu puerta.

Un abrazo.

Calvared dijo...

Comparto plenamente esta alegría contigo. Es muy difícil que las editoriales crean en los novatos, de hecho siempre hay anécdotas de escritores de renombre a los que les han rechazado muchas veces como Hemingway, como tú dices, o Cela en el caso de La familia de Pascual Duarte, gran éxito editorial después.
Adelante, cómete el mundo ahora que has abierto la primera tajada.
Un abrazo

Dara Scully dijo...

A mí también me darían miedo las tachaduras en rojo.


mimo
de gato

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Lola. NO me estreso, no, sino que me organizo milimétricamente, porque mi tiempo es escaso.

A ver si cuando llegue el informe me dan una alegría.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Elena. Es una previsión a futuro. Enlas últimas cuatro semanas, lo único que me ha dado alegrias ha sido la Literatura. El trabajo, no.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca, ¡gracias por el ofrecimiento! Toda ayuda es bienvenida. Hay que estar preparado. Lo que no haga la editorial, lo haré yo por mi cuenta.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Roderico. Ya lo veo; se agrdece. A ver si actualiza más el Blog, eh. Me encantó el CD de "Ilsiferum" que me dejaste.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio. Decisiones dráticas no. Mi insatisfacción laboral actual es de años. Día a día, te das cuenta que el tiempo y la vida se van, y que si se abre una oportunidad de hacer algo distinto y posibiblemente más satisfactorio, ¿por qué no lanzarse? Desde luego es el momento vital perfecto. Asi que estoy tentado, muy tentado...

Gracias por ofrecerme tu Blog, amigo.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola MianRos, ¡gracias por la enhorabuena! Quiero estar preparado. A ver qué puedo hacer, para que todo salga lo mejor posible.

Lo del estrés es inevitable, de momento, ahora que tengo dos trabajos.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Marcos, sí, es casi el momento. Mi jefe se echa a temblar. Estoy preparando el terreno para que no le sea traumático. Curioso, te exprimen día a día, y sólo cuando uno amenaza con irse entonces intentan mejorar tus condiciones. Pero no quiero lo que me ofrecen, ya no. Quiero lo que no me quieren ofrecer: tiempo.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando, hay que ser organizado porque no quiero que me pille nada de sorpresa. El marketing es fundamental, y la verdad, espero que hagan una buena campaña y una buena distribución. A ver cómo marcha todo en los próximos meses.

Del trabajo... aguantaré lo que pueda, que la cosa está mal, pero no aguantaré hasta el infinito, y están colmando el vaso de mi paciencia.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Calvared, ¡gracias! Sé que es difícil, y yo sin embargo, ¡qué cosas! ya estoy en camino de lograrlo. Por eso sé que esta nueva etapa será muy especial, y por eso mismo quiero dar el 100%. Es un pequeño paso pero también un paso de gigante para mí.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Scully. ¡Tiemblo! Cuando lleguen tendré que tomarmelo con paciencia.

Un saludo