domingo, 21 de febrero de 2010

Cuenta atrás

¡Bueno!¡Vaya semanita movida!

Estas cuatro últimas semanas han sido de infarto. El trabajo no me ha dado ninguna alegría; la Literatura, varias.



Hace unos días recibí el Contrato de Edición, y el Calendario de Trabajo. Cuando leí ambos, casi me parecían irreales. Pero no eran una ilusión. Todo estaba muy bien explicado en el Contrato, y leyendo cláusula a cláusula me di cuenta que la labor de la Agencia es fundamental, no sólo para introducir una obra nueva al alcance de las editoriales sino para controlar el desarrollo del contrato comercial con la editorial a lo largo de su período de vigencia: control de las ventas, de la distribución, de las liquidaciones económicas... Todo ese trabajo burócrático es labor que se ahorra el autor, que puede centrarse a lo que le gusta: escribir.

Hago aquí un apunte importante. Comprobé mis anotaciones, y como recordaba, a la misma editorial le envié mi manuscrito antes de tener Agencia, sin recibir ninguna contestación, ni positiva ni negativa, nada. Y después de conseguir Agente, el mismo manuscrito sí captó su interés. ¿Conclusión? El primer paso fundamental para publicar con éxito y garantías es conseguir un Agente. Sé que hay autores que consiguen publicar sin agente, pero eso debe suponerles que ellos también deben cargar con la burocracia de la relación con la editorial. Y eso distrae de la escritura.

Respecto al Calendario, en el Contrato se especificaba que la editorial se comprometía a publicar la obra en un plazo máximo de 18 meses. Pues bien, los planes de la editorial son bien distintos: ¡pretenden publicarme este mismo año! Increíble. El calendario está pendiente de ajuste en función de las horas que yo pueda dedicarle al libro para llegar a las fechas de entrega de manuscrito revisado, y de las correcciones que sugiera el Informe de Lectura, que recibiré el próximo 8 de marzo.

Además, esta semana he avanzado mucho mi tercera novela, tanto que me he propuesto alcanzar las 100 páginas antes de recibir el Informe de Lectura de EEDLA. Quedan dos semanas y estoy en la página 85. Quince páginas, quince días. Espero superar el límite con creces.

Lo dicho: el trabajo no me da alegrías. Pero la Literatura sí. Sobrevivo gracias a ella. Y me ha dado una energía increíble. ¡Que vengan las hordas, si se atreven!

21 comentarios:

Lola Mariné dijo...

¿A que es emocionante leer el contrato con tu nombre y el de la editorial bien claritos? jejeje.
Tienes mucha razón en lo del agente, entre otras cosas, cuando te tienes que enfrentar a un contrato con tantos puntos que algo se te puede escapar...yo firmé tranquilamente porque sabía que mi Agencia ya lo había revisado.
¡que siga la racha!

Proyecto de Escritora dijo...

Con un poco de suerte a tu curro le dan por saco pronto... ;)

Vaya pero blas, no es más difícil aún conseguir un agente?, dónde se buscan?, de ese tema no tengo muchaa idea.
Que curioso que la editorial no te contestara, aunque lo más probable es que ni se lo leyeran, como tienen tantos manuscritos que leer.

Besos y gracias por hacernos partícipes de tus avances.

Alejandro Laurenza dijo...

Blas,

Felicidades por esa energía que la literatura te dio con sus buenas noticias. A seguir escribiendo entonces!

Y cuánta razón en lo que decís de la labor de la Agencia. Aún no pierdo las esperanzas de conseguir en algún momento también la mía...

Un abrazo,
Alejandro.

Sergio G.Ros dijo...

Qué gusto da leerte, Blas. Creo que lo que dices es fundamental: conseguir agente para poder publicar con garantías, con un contrato que merezca la pena, y despreocuparte, sobre todo, del lado burocrático para poder dedicarte a escribir.
Me alegro mucho por ti, compañero. También sabes lo difícil que es llegar hasta dónde tú has llegado.
Que la suerte rule, amigo, y que el viento te lleve tan lejos como tus sueños.
Un abrazo.

B. Miosi dijo...

Blas, has dicho una cosa bien cierta:

De la literatura se vive.
Del trabajo se sobrevive.

Y me alegro mucho por ti, amigo, por todas esas buenas noticias que compartes con nosotros, por tu nueva novela, a una página por día, es un buen promedio, yo voy en la mía por la 51, y la he rehecho dos veces, ahora sí está quedando como me gusta.

Un abrazote!
Blanca

Daniel DC dijo...

Felicidades Blas; estás montado en el tren editorial y con fecha de arribo a la estación. El ritmo de escritura que llevas es perfecto. Cuando me dedico a la novela, tiendo a escribir una página diaria de lunes a sábado (eso incluye 4 correcciones por página); al cabo de 4 meses, tengo la novela lista para entrar a maquetación y publicación.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

MiánRos dijo...

No creo que las hordas se atrevan, y menos con un casco como ése. Te felicito Blas. He podido comprobar la intuición que yo tenía sobre muchas de las editoriales: que no hacen o no se leen los manuscritos, sin duda. Me alegra oír eso más que mi novela no es válida por esto o por lo otro.

Un saludo, amigo. Y a escribir que seguro superarás las 100 páginas, a ese ritmo.

Carlos dijo...

Un buen ritmo de escritura que al final conseguirás terminar la novela en poco tiempo.
Yo, como editor, te doy el consejo:
Hay que reescribir mucho y como decía Stephen King en su libro "Mientras escribo": el secreto es leer mucho y escribir mucho, no hay otro camino.
Felicidades por tu publicación.

Marta Abelló dijo...

Me alegro tanto por tí, de verdad, Blas. Recuerda posts de antaño, cuanto a veces eras pesimista, cuando todo parecía ir mal, pero en cambio ahora...La escritura te está dando las alegrías para afrontar los problemas en el trabajo, y eso significa que vas por el buen camino.

El tema de los agentes me lo tengo que mirar más en serio (vista tu experiencia), pero algunos que he mirado no aceptan más manuscritos por el momento, otros cobran por la lectura, y otros cobran y además no te aseguran que te vayan a representar. Lo cierto es que no sé por donde empezar y de momento esperaré respuestas de editoriales.

Abrazos mil.

Teo Palacios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Teo Palacios dijo...

Me alegro mucho por ti, Blas. Está claro: quien trabaja en firme, quien le pone pasión y, sobre todo, quien le pone interés por mejorar, termina llegando a buen puerto.

¿Cuántas revisiones hiciste a la novela? ¿Cuántas porciones añadiste o elminaste? ¿Cuántas?

No es casual que unos lleguen y otros no. No lo es.


Mi mayor felicitación, Blas. En serio.

(He borrado el mensaje anterior porque tengo el teclado que da pena...)

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Lola. ¡Es increíble tener el contrato, físicamente, entre la manos!. Increíble, increíble...

Me lo creo, no me lo creo, me lo creo, no me lo creo...

Blas Malo Poyatos dijo...

Eso mismo, Elena. A mi jefe le estoy dando pistas, poco a poco, para que no se lleve las manos a la cabeza cuando dé la campanada.

Si antes conseguir agente era casí imposible, ahora es más difícil aún, por lo que yo sé. ¿Cómo se consigue? En el Blog de Teo Palacios (www.fantasticaliteratura.blogspot.com) encontrarás todo lo necesario)

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Alejandro. Gracias por los ánimos, espero que la fuerza dure. dentro de 8 días recibo mi Informe... ay, ay...

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio. No te desanimes. Escribes muy bien. Emocionas. Confía en tí. Mira tu Blog, qué gran éxito tiene tus entradas. Lo conseguirás, ya verás.

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca. La evrdad es que cada vez avanzo más y más. Será que ya estoy "medio entrenado". Espero que sea buena señal. No te desanimes; nada cuesta más que reescribir. A mí pasó con las revisiones de mi segunda novela. Rehice 40 páginas comlpetas, antes de descubrir que el dato histórico en que las basaba era erróneo. ¡Un mes desperdiciado!

Supongo que eso pasa.

Un abrazo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Dnaiel, gracias por pasarte, y por los ánimos. Por cierto, que no sé si será el IE de Microsoft oq éu, pero tu Blog no puedo cargarlo muchas veces. Admito sugerencias.

Espero tener tanto éxito como tú. Veremos... pero soñar es gratis.

Un abrazo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Mián Ros. Te digo como a Sergio. Si hay buena materia, es cuestión de paciencia, empoeño, y también una pizca de suerte. ¡Persevera!

Un abrazo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Carlos, ¡gracias! Reescribo y reescribo. Pero entre reescritura, dejo que pase tiempo, y me entretengo en tejer otra historia. El año se me pasa la mitad esribiendo y la mitad corrigiendo.

Un saludo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola marta. Te digocomo a Elena, estudia conatención el Blog de Teo Palacios (www.fantasticaliteratura.blogspot.com) y encontrarás todo lo que necesitas para empezar tu búsqueda.

Gracias a él está emergiendo una nueva generación de escritores publicados.

Un beso, y ánimo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Teo. ¡Gracias! Es un honor tenerte por aquí. De momento aúnqueda seis meses agotadores. Espero que mi portada sea al menos tan bonita como la tuya, lo que será difícil de superar. Pero tengo esperanzas...

Un abrazo, compañero. ¡Y a por el toro, el día 2 en el FNAC!