lunes, 10 de agosto de 2009

Nota Hiperbreve



El trabajo no me da un respiro. Me perdonaréis si esta semana soy hiperbreve y escueto; no por estar de vacacaiones sino por temas laborales. Mi empresa me cambia de destino, con lo que mañana será mi último día en la Costa Tropical. A partir del miércoles trabajaré en Sevilla, en de Coria del Río.

Así que estoy liado con la mudanza, los últimos flecos del trabajo, las negociaciones con el casero... en fin, la vida moderna. Qué asco.

Será porque tengo las neuronas ahora mismo al 200% pensando en mi futuro, que he podido ¡al fin! salir del embrollo argumental y he terminado el nuevo final del EEDLA. Así, la revisión última está prácticamente concluida. Me falta pulir varios aspectos pero es poca cosa, y espero sacar un rato el próximo fin de semana. Me gustaría releerla entera *otra vez* para ver cómo ha cambiado en su conjunto, pero no sé si tendré tiempo, o ganas. La verdad es que estoy un poco saturado, por lo que me parece que aprovecharé que la Agencia también está off hasta Septiembre para tomar aire fresco.

Para ello, una lectura rápida y fresquita, las aventuras del intrépido Dirk Pit, aventurero, ingeniero naval y soltero empedernido, creadas por Clive Cussler. Es una lectura entretenida, hay que hacer ciertas concesiones al protagonista y a la historia pero consigue lo que pretende: entretener y ser un canto a la creatividad de un auténtico cuentacuentos. ¡Bienvenido, Dirk Pit!

Os dejo. Dentro de unos días os diré cómo sobrevivo.

12 comentarios:

Proyecto de Escritora dijo...

Tómatelo con calma y espero que la mudanza no sea muy estresante. Ya nos contarás que tal. Mucho ánimo!!
Besos!!

Teo Palacios dijo...

Uy... ahora ya no vas a tener excusa para venir a lo de Dos Hermanas, jejeje...

He leído dos o tres novelas de Clive Cussler. Me gusta, especialmente, El Oro de los Incas (si no recuerdo mal el título). Es aventura, diversión y un pelín de intriga. El buen hombre desde luego se ha forrado con el personaje, y lo entiendo peerfectamente: vivimos en la época de la diversión, y sus libros son entretenidos. He ahí la clave del triunfo editorial.

Que te sea leve la mudanza. Un abrazo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Elena. Me lo tomo con estrés controlado, menos mal que tengo el "kit" para una emergencia.

San Google Map me ha bendecido con unos mapas muy útiles...

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Teo, gracias por pasarte. Tengo una excusa buenisima para el 26 de septiembre... ese sábado me caso.

Un saludo

Deusvolt dijo...

¿Te casas? Je, je... Pues es una buena excusa. ¿Sabes Blas? A mí también me han mudado en el trabajo, pero no ha sido ni de lejos tan "molesto" como lo tuyo. He cambiado de departamento y ahora estoy a caballo de los dos sitios, del viejo y del nuevo, con lo que eso conlleva. ¡Me siento como si fuera un muñeco y tiraran de mis brazos!!
Un saludo y, enhorabuena. Casarse es una experiencia agradable, por mucho que digan.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Sergio, gracias por los ánimos. A ver mañana: nuevos compañeros, nuevo jefe, nuevo hotel (provisional)
Como sea como el que ya he dejado atrás voy listo, y que vaya con tacto porque ya llegaré calentito, calentito.

Un saludo

Lola Mariné dijo...

¡Uff! ¡Mundanzas y estrés con este calor!
Tomatelo con calma y un buen gazpacho.
Saludos.

Roswell dijo...

Tienes un nuevo premio en mi blog!

Felicidades y sigue así :D

Teo Palacios dijo...

Hombre, Blas, pues en ese caso, lo que tienes que hacer es traernos un trozo de tarta para todos!

Jaja. ¡Enhorabuena! disfruta el día.

Eso sí, antes o después, hay que quedar, ¿eh?

Un abrazo!

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Lola, bienvenida de vuelta de las vacaciones. Ya ha pasado la primera semana, veremos que tal pasado mañana. Vivir en un hotel lo llevo fatal.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Roswell, bienvenido. Ahora mismo me paso por tu blog. ¡Gracias!

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Teo, dalo por hecho. En cuanto mi vida se asiente un poco, y pasen estos dos meses, que se prevén altamente interesantes.

Un saludo