jueves, 30 de abril de 2009

Y ya van 100



Esta semana no he podido actualizar el Blog como tenía pensado porque me duele la cabeza horrores. ¿Será que el lunes pillé una insolación?¿O que por simpatía me he contagiado de la Gripe de los Puercos, que ahora han bautizado como Gripe A? El caso es que estoy fatal. Mi mejor músculo, el gris, lo noto como flotando en aceite dentro de un container. Cada vez que ando o muevo la cabeza es darle un golpe contra las paredes del contenedor. Así que voy ra-len-ti-za-do. Estoy fotofóbico y jefefóbico, las dos cosas. Fiebre, escalofríos a ratos... la vejez.

Tenía en mente hablaros de varios asuntos en varias entradas y una de ellas es Agent Query

En EEUU y a nivel internacional existe una Web denominada Agent Query, centrada exclusivamente a la búsqueda de Agentes Literarios como ayuda a todos los escritores. Se centra casi exclusivamente en el mercado anglosajón. ¡Cómo se nota que en algunas cosas sí están los americanos a años luz de nosotros! En su listado hay cientos de agentes dispuestos a recibir manuscritos... en inglés casi siempre.

Lo curioso es que allá los agentes se han organizado formando la AAR The Association of Authors' Representatives donde han desarrollado un Código Ético de Conducta, que recoge entre otros puntos el número 8:

AAR cree que la práctica por agentes literarios de cobrar a sus clientes o por potenciales clientes por la lectura y evaluación de obras literarias (incluyendo sinopsis, propuestas y manuscritos completos o una parte) puede derivar en un abuso que afecta negativamente a la profesión, y por ello nuestros miembros no cargarán ningún importe por ello ni se beneficiarán directa o indirectamente por tales servicios, lo hagan ellos u otra tercera persona o entidad




Se recomienda así mismo desconfiar de quienes no estén integrados en Association of Authors' Representatives (USA), the Association of Authors' Agents (UK), o the Australian Literary Agents' Association. No porque no estén ahí sean el Diablo, sino que los que están han debido demostrar su experiencia y su valía.

Existe otra Web, americana, con muchísimos consejos sobre la búsqueda de agente literario. Por ejemplo, cómo reconocer a un agente deshonesto, o cómo evaluar la bondad de la agencia analizando su Web. Lo que yo digo, a años luz... será la próxima entrada.

¿Y lo de 100? Ah, bueno, ya he alcanzado 100 páginas de mi tercera novela, y dos tramas principales están perfiladas, con varias subtramas. Continúa la segunda. Y es que me da no sé qué deshacerme de sus personajes. La próxima entrada, más.

8 comentarios:

Martikka dijo...

Entiendo lo de los personajes.A veces cuesta desprenderse de ellos. De ahí las segundas partes, las trilogías...
Felicidades por tu 100 y gracias por la interesante nota. Siempre es bueno saber lo que dice la prensa extranjera.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Martikka. De momento es una continuación, después ya veremos. Hoy estoy mejor. Ya no tengo mareos. A cambio tengo diarrea intermitente.

En mi próxima entrada veréis cómo todas la cuestiones que a un escritor novel se le pueden ocurrir preguntarse ya las ha respondido muchos otros. ¡Qué mundo más pequeño1

Un saludo

Lola Mariné dijo...

Pues menos mal que aqui los agentes no nos cobran por mandarles un manuscrito...lo tendríamos claro.
Aunque supongo que si lo hicieran no recibirian tantas novelas como dicen y también disminuirian sus posibilidades de descubrir nuevos autores que pudieran ser rentables para ellos.
Saludos.

Blas Malo Poyatos dijo...

Por mandarlo, no, Lola, pero sí por lerlo. Lo hacen bastantes. Los de la ARR dicen que eso no lo ven correcto. Es decir, que la función del agente es obtener beneficio sólo si descubre a un tqalento y sólo si por su intercesión consgue que esa obra se publique. Lo cual estimula a que se muevan.

Un saludo

B. Miosi dijo...

que te mejores, Blas, no vaya ser que en serio te de la influenza esa que anda por ahí.

Tu artículo es interesantísimo, una agencia que a su vez busca y controla agentes literarios, con códigos de ética de conducta,es una gran ayuda para los escritores.

Como siempre, es un gusto pasar por tu blog.

Saludos,
Blanca

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca, gracias por interesarte. Ya estoy al 100% otra vez. Lo curioso de la noticia es que habla de tres asociaciones de gran fuerza y las tres son de tres zonas de influencia angloparlante.

¿Por qué no hay una asociación semejante en las letras hispanoparlantes? O bien hay un número de agentes muy reducido en comparación, o nuestro mercado es diminuto. No lo sé. Pero da qué pensar: ¿no será más fácil publicar en el extranjero que aquí en España?

Un saludo

Armando Rodera dijo...

Interesante entrada, Blas. Desde luego que estamos a años luz del mercado anglosajón, ni siquiera se publican allí traducciones de grandes escritores hispanoparlantes, que le vamos a hacer.

Yo también me he topado con agentes que te piden dinero por leerte, es todo un negocio. Aunque con un poco de picardía me he saltado esa restricción en algún momento.

Y lo de publicar en el extranjero, pues no sé, igual nos toca intentarlo en alguna ocasión...

Por cierto, quería comentarte en privado un asuntillo que igual te interesa, no sé si te puedo escribir a algún sitio en concreto. O agregame al Facebook si quieres.

Espero que te hayas recuperado del todo, que hay que seguir dando guerra.

Gracias y un saludo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Armando. Vi tu invitación de Facebook, pero la verdad, soy un poco reticente a esas redes sociales. Se ven cosas tan raras...

Puedes contarme a traves del correo: blasmalo@yahoo.es

¡Estás hecho un periodista! Vi tu última entrada pero no he tenido tiempo de comentarte nada.

Un saludo