viernes, 20 de marzo de 2009

¿Nombre o Pseudónimo?



La mayoría de los concursos literarios permiten a los participantes enviar sus obras bien bajo su nombre real, o bien en el anonimato que da una apertura de plicas. Hablaré de las dos posibilidades desde el punto de vista del novel, que de momento es mi caso.

Cuando uno decide participar en los concursos literarios puede tener varias motivaciones. Pueden ser económicas (a nadie le amargan unos euros más en el bolsillo), curriculares (para aumentar la experiencia literaria) pero creo que la más importante es para conseguir ser leído, y si es posible, valorado. Leído, lo digo porque los jurados suelen ser gente del mundo editorial y literario, cuyas editoriales y/o agencias muchas veces no aceptan obras de autores noveles para su evaluación. Si envías tu novela a un concurso, ¿no deberán leerla para evaluarla y pasar o no la criba?

Así podrán apreciar la calidad de mi obra, opina el novel. Entonces, si además les gustara... lo mejor sería que la enviara con mi nombre, y no con pseudónimo, para que se quedaran con mi nombre. ¡Para que les fuera sonando!

Eso es en general una mala elección.

¿Por qué? Los jurados no reciben las 287 novelas que se presentan al concurso. No tienen tiempo para leerlas. Imposible. Otras personas hacen una criba, una GRAN criba, y el jurado leerá tres, cuatro o cinco a lo sumo. ¿Quién hace la criba? Quien organiza el concurso, y lo hará en función de sus propios intereses, donde el que predomina es, como casi en todos los negocios, el dinero.

Bien, también es importante la calidad. Pero el sector editorial se está transformando y edita según modas. Tiradas cada vez menores de novedades y según la moda. ¿Que tiene éxito una de vampiros? Empacho de vampiros y licántropos por un par de meses. ¿Y ahora lo que se lleva es la novela policíaca? Pues nada, treinta y tres novedades sobre gangsters, asesinatos, drogas y corrupción. De un mes a otro un libro pasa de la mesa de "novedad" a "saldo". En ese proceso a veces la calidad desaparece, pero para eso está el marketing.

Así que el jurado elige de entre lo que le dan. A lo mejor le hubiera gustado más otra obra, una de las desechadas por los cribadores, pero eso no lo sabrán nunca. Además, directamente, creo que los cribadores directamente desechan los nombres de autores noveles. No es certeza, pero es mi opinión. La posibilidad de que un novel sin plica llegue al jurado la estimo en nula.

Otra razón para usar la plica en vez del nombre es que con ayuda de Internet los noveles tenemos la posibilidad de dar a conocer a mucha gente nuestro interés por publicar. Podemos contactar con docenas de agentes y de editores, aunque nos rechacen, pero recibirán nuestra obra y a lo mejor leen nuestro nombre. ¿Y si nos presentamos a un concurso donde nuestro nombre les suene, o donde recuerde la opinión que se formó de nuestra obra? El libro será desechado. El jurado debe ser imparcial.


Por puro marketing, es mejor presentarnos con pseudónimo, en plica. Incluso podemos cambiar el título de la obra, para que no se reconozca. Y esmerarnos para que el libro no sea una enciclopedia de dos mil quinientas páginas. Debemos vendernos, somos mercaderes de ideas y los cribadores son crueles.

Un ejemplo. Eres un cribador de libros. Tiene que seleccionar 7 de entre 345 obras, miles y miles de hojas escritas en una sala, apiladas para que elijas en un día qué leerá el ilustre jurado. Lees la cubierta del libro y su documentación:
a.-)Es un novel con su nombre auténtico, sin plica. Desechado.
b.-)Viene con plica. A ver, a ver.. "Mi viaje a las montañas", Pseudónimo: "José Pérez Rodríguez". 800 páginas. ¡Qué tocho! Desechado.
c.-)Viene con plica. Veamos... "Senderos de sangre", pseudónimo: "Nika Rutt-Gordon Steinbeck" 350 páginas. Bueeno, lo pondré en el montón de acá. A por otro...

¿Cuál elegirías tú, cribador?

20 comentarios:

Juan M. Pueyo dijo...

Completamente de acuerdo contigo, Blas. ¿Conoces las peripecias de Flaubert para la publicación de "Madame Bovary"?... Un cordial saludo

Martikka dijo...

Quizás tengas razón en lo de la plica. Es una manera de no ser desechado a la primera, pero de todos modos, los concursos normalmente la piden, así que el tema ¿está resuelto? No del todo. El Planeta también se rige por sistema de plica. ¿Me río o me carcajeo?
Eso sí, "senderos de sangre", suena mejor que "mis experiencias en la montaña". Me quedo con ese, como cribadora, pero el seudónimo me da lo mismo.
Por cierto, tendríamos que hacer un post sobre los seudónimos...clases, origen, etc.

¡Saludos!

LETRAWEB dijo...

Sí... realmente debes tener razón... se hace difícil abrirse paso, sin un rayito de luz que alumbre la oscuridad de los comienzos.

Bye bye

B. Miosi dijo...

Cuánta razón, Blas, un seudónimo no lo conocería quien hace la criba, pues las plicas están a resguardo (eso dicen).

Respecto a los nombres y páginas, creo que un prmedio de 350 a doble espacio es la cantidad perfecta, y por supuesto, el título tiene mucho que ver con la elección de lo que deseo leer. Si fuese lector de concurso.

Besos,
Blanca

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Juan, bienvenido. Sí, he leido lo que le pasó a Flaubert. Elmundo, viejo y extraño, nunca cambia demasiado.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Juan, bienvenido. Sí, he leido lo que le pasó a Flaubert. Elmundo, viejo y extraño, nunca cambia demasiado.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Martikka, el tema de concursos con sospecha es controvertido. Ahora bien, es cierto que algunos ganadores... ¡vaya bodrio de de libros! Lo cual, por supuesto, es el origen de la sospecha.

O será que no entiendo la elevada capacidad de selección de los jurados. Será eso...

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Letraweb:

Dificil es, pero no imposible. Siempre hay ejemplos. Pero toda la yuda y todas las pequeñas tretas pueden favorecer la balanza a nuestro favor. Asi que hay que estar atento.

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Blanca, el título es lo primero que ven (bueno lo segundo, después de comprobar si vamos con plica o no), así que bien vale dedicarle un par de días a elegir uno atrayente y representativo.

Un saludo

Historia y Libros dijo...

Pues Blas, estoy de acuerdo con casi todo lo que dices. Y me imagino frente a una mesa repleta de originales para leer y elegir lo que van a enviar al jurado. No debe ser tarea fácil.

Además, tengo la corazonada de que casi todo lo que se envía no vale ni el papel en el que está escrito, aunque, claro, eso no se lo podrías decir al autor!! que casi seguro piensa que su obra es el nuevo Quijote.

Un título sugerente, una historia bien planteada, un pseudónimo apropiado y una extensión razonable... sí, yo también creo que esas son las claves.

Aunque, claro, hay veces que seguro que en la mesa se quedan obras de calidad y en su lugar pasan los bodrios que están de moda, como muy bien has apuntado.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Pilar, incluso en muchos grandes premios lees las obras ganadoras... y menuda decepción. Sé de unos cuantos así, y el marketing lo maquilla y vende lo insufrible. Aunque los cribadores no siempre lo tienen fácil.

Un asunto delicado. Un saludo.

Proyecto de Escritora dijo...

Que interesante esta entrada. Yo lo que he visto en todos los concursos en los que he leido las bases, es que te piden un seudónmio, nunca el nombre, con lo que tampoco me habia planteado esa posibilidad de pensar que es mejor.
Lo de la extension de la obra, yo pensaría lo mismo, una novela de 800 páginas que se titula algo solo, ni la tocaría.
Lo primero en que me fijo es en el título, si no tiene gancho creo qeu no lo tendrá la obra, y si es pequeña puedes empezarla, pero así tan grande, no lo creo.
Besos!!

islamespañol dijo...

saludo amigo

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Elena, es cierto que el "tocho" asusta. Con lo que sacamos un viejo tema: ¿y si ese tocho desechado de 800 páginas es la mejor novela de la historia de la literatura mundial?

Un saludo

Blas Malo Poyatos dijo...

Saludo amigo desconocido

Lola Mariné dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que es mejor el seudónimo por las razones que expones. Pero creo que las plicas no se pueden abrir hasta el final del concurso una vez elegido el ganador, de lo contrario el anonimato no serviría de nada.
Un post muy interesante.
Saludos.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Lola, sí, la teoría está muy bien pero como las meigas, la sospecha, haberlas haylas.

Un saludo

mc dijo...

ay... que desolador, pero yo de todo esto me quedo con el título de tu blog, y añado que a Nabokov también le rechazaron Lolita tropecientos editores...
que no decaiga escritores!

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola MC, bienvenida por aqui. El panorama puede ser desalentador. Pero escribir es lo que nos gusta. Escribimos porque disfrutamos con ello.

No te preocupe spor otra cosa. Y si cae algo más, bienvenido sea.

Un saludo

Miguel Rodríguez dijo...

Y si, por casualidad, la plica es abierta antes del fallo del jurado? Que indicaria eso?