domingo, 10 de agosto de 2008

Una noticia insospechada... ¡bien!

En mitad de las minivacaciones de fin de semana he recibido una noticia muy prometedora. De las cuatro editoriales que en primavera me solicitaron el manuscrito, una me rechazó y tres estaban ausentes sin dar señales de vida.

Suelo ser bastante insistente pero me he quedado las ganas de llamarles o escribirles, porque entiendo que la labor de revisión de manuscritos es lenta, len-tí-si-ma. De hecho, concentrado como estoy en la revisión de mi primera novela no he tenido tiempo de comerme el coco pensando en si alguien la estará leyendo o no.

Pues bien. De las tres editoriales he recibido novedades desde la más misteriosa y ausente de las tres. A través de un amigo, cuya empresa tiene una participación en la editorial, mi manuscrito ha llegado a "alguien" (por ponerle un nombre, que sea Alarico por ejemplo, que es nombre godo) encargado del departamento de manuscritos. Y por lo que me ha comentado mi amigo, les ha encantado la novela, aun cuando era la rev.1C y voy por la rev.3.

La editorial es de Sevilla. En agosto no hay actividad, pero en septiembre Alarico ha prometido "retomar el tema". Así que eso me da nuevos ánimos para terminar la última revisión de una maldita vez.

¿Es necesario un agente para publicar? Es muy recomendable.
¿Es posible publicar directamente con una editorial? No es imposible.
¿Es de ayuda tener algún contacto en el sector? Puede ser decisivo, si no hay agente de por medio.

Dicen que todos las personas estamos separados por sólo seis grados de relación personal, es decir, sólo seis personas te separan de cualquier otra persona que desees conocer. PERO... para ello te tienen que conocer. De hecho, que te rechacen editoriales y agentes, que no ganes ningún premio, que recibas portazos y negativas también es darse a conocer.

Un esperanzado saludo a todos.

2 comentarios:

Teo Palacios dijo...

Vaya, Blas

Es una noticia esperanzadora, sin duda. A ver si se deciden y apuestan por tu novela.

Ya nos contarás.

¡Ánimo!

Blas Malo Poyatos dijo...

Gracias, Teo.

Menos mal que este puente me permitirá más tiempo para corregir y corregir... ya falta muy poco.

Como Miguel Angel a punto de terminar la Capilla Sixtina (bueno a lo mejor me he pasado un pelín con la comparación :D)

Un saludo